• El sedán de 680 caballos de potencia está ahora camino de Dubái para ser entregado a su propietario.
  • La gama Panamera se produce en Leipzig desde 2009.
  • “La historia de éxito de nuestra planta está estrechamente relacionada con el Panamera”, comenta Gerd Rupp, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche Leipzig GmbH.

Porsche Panamera Turbo E-Hybrid, Porsche Leipzig, 2023, Porsche AG
La unidad dos millones en la sección de carrocería.
Porsche Panamera Turbo E-Hybrid, Porsche Leipzig, 2023, Porsche AG
Durante el proceso de pintura.
Porsche Panamera Turbo E-Hybrid, Porsche Leipzig, 2023, Porsche AG
En la salida del área de pintura.
Porsche Panamera Turbo E-Hybrid, Porsche Leipzig, 2023, Porsche AG
En la línea de montaje.
Porsche Panamera Turbo E-Hybrid, Porsche Leipzig, 2023, Porsche AG
En la línea de montaje.
Porsche Panamera Turbo E-Hybrid, Porsche Leipzig, 2023, Porsche AG
La unidad dos millones en el circuito de Leipzig, certificado por la FIA.
Gerd Rupp, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche Leipzig GmbH, junto al Porsche Panamera Turbo E-Hybrid, 2023, Porsche AG
Gerd Rupp, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche Leipzig GmbH, junto al Porsche Panamera Turbo E-Hybrid.

Cuando se lanzó el Panamera en 2009, inicialmente se fabricaba y pintaba en unas instalaciones del Grupo Volkswagen. La planta de montaje de Leipzig se inauguró en 2002 y, cuando se amplió hasta convertirla en una fábrica completa, el Panamera se hizo un “verdadero leipziger” y la producción de la segunda generación comenzó aquí en 2016. En noviembre de 2013, la primera nave de carrocerías y el taller de pintura comenzaron a funcionar. “La ampliación a una fábrica completa fue una decisión innovadora para estas instalaciones”, explica Rupp. “Como fábrica integral, realizamos modelos en su totalidad, desde la construcción de la carrocería hasta el montaje final. Esto ha sentado las bases para nuevos proyectos de automóviles y para un crecimiento continuo”. Hoy, Porsche es un importante empleador y un motor económico en la región central de Alemania, con esta fábrica que da trabajo a más de 4.400 personas. “Nuestros empleados son el mayor factor de éxito. Sin el compromiso de este equipo, muchos de los desafíos que se nos han planteado no los hubiéramos podido superar”, continúa Rupp. En los últimos años, la fábrica se ha convertido en un centro especializado en electromovilidad. En el futuro, será posible fabricar tres tipos de sistemas de propulsión (combustión, eléctricos e híbridos) de forma flexible en una sola línea.

Producción en Leipzig: inteligente, eficiente, ecológica y multipremiada

La fábrica de Porsche en Leipzig ya ha ganado múltiples premios, incluido alguno por su enfoque de “fábrica inteligente”. El reto inicial fue preparar de la mejor manera posible las instalaciones y sus procesos para el futuro, haciéndolos inteligentes, digitales y conectados. La sostenibilidad también es un aspecto central de la estrategia de Leipzig. Esto incluye la visión de una Fábrica de Impacto Cero, es decir, un proceso de producción que no deja huella ecológica. Entre los premios logrados están la calificación Platino del Consejo Alemán de Construcción Sostenible (DGNB, por sus siglas en alemán) y el Premio Lean & Green Management 2021. En noviembre, la planta recibió el prestigioso galardón Fábrica del Año 2023. Se trata de uno de los premios más importantes de la industria a nivel internacional, concedido por la consultora Kearney junto con la editorial SV Veranstaltungen y la revista especializada 'Produktion'.

Artículos relacionados

La planta de Leipzig: una obra maestra
Compañía

La planta de Leipzig: una obra maestra

Un paisaje natural y pintoresco justo al lado de una fábrica moderna y tecnológica. En Leipzig es algo que encaja a la perfección. La planta de Porsche, que ya es neutra en carbono, se prepara para el futuro paso a paso. El próximo hito llegará a finales de año, cuando comience la producción del Macan totalmente eléctrico.