Oliver Blume ofrece su visión sobre el futuro de los motores de combustión:

“La movilidad eléctrica tiene máxima prioridad para nosotros. Al mismo tiempo, continuamos fabricando modernos motores de combustión. El 911 es más popular que nunca entre los clientes. En los próximos años ofreceremos una configuración híbrida muy deportiva para el 911, con la que muchos están familiarizados en el contexto de los deportes de motor. Esta apuesta decidida por la protección del medio ambiente es positiva. Apoyo el enfoque abierto del gobierno alemán con respecto a la tecnología y el compromiso de incorporar los combustibles sintéticos o e-fuels como parte de la solución. Las prohibiciones tecnológicas actúan como un freno a la innovación. En Porsche apostamos por la movilidad eléctrica y los e-fuels”.

En 2030, estimamos que más de 80 por ciento de los vehículos nuevos de Porsche serán totalmente eléctricos:

“Entre los fabricantes tradicionales de automóviles, nosotros tenemos una estrategia eléctrica de aplicación muy progresiva. Nuestra ambición es que más de 80 por ciento de los vehículos entregados a los clientes en 2030 sean totalmente eléctricos. El Taycan, nuestro primer modelo deportivo ciento por ciento eléctrico, es un gran éxito. El año pasado logramos duplicar sus ventas con respecto al ejercicio anterior, que ya fue bueno, superando las 41 000 unidades. Eso sitúa al Taycan al nivel del icónico 911. Nos vemos como pioneros en movilidad sostenible”.

Por qué los e-fuels consiguen que todos los autos ‘convencionales y antiguos’ sean más limpios:

“La protección del medio ambiente tiene que entenderse de manera integral. Es por ello que debemos ser abiertos en materia de tecnología. La electromovilidad es importante, pero hay más de mil millones de vehículos circulando en el mundo y estarán en las carreteras durante las próximas décadas. Los combustibles sintéticos son una solución complementaria eficaz en este sentido, ya que permiten que todos estos autos desempeñen un papel en la reducción de CO₂. Los motores de combustión pueden funcionar con e-fuels con unas emisiones de carbono prácticamente neutras. Y no requieren ninguna adaptación para ello. Los combustibles sintéticos se pueden emplear como mezcla o solos, y su suministro se puede llevar a cabo en las estaciones de servicio actuales. Se trata de una opción para los propietarios de los vehículos existentes”.

¿Cuánto costará un litro de e-fuel?

“Esto dependerá del nivel de producción que haya en el futuro. Si se hace a escala industrial, será posible alcanzar un precio inferior a 2 dólares por litro. Lo importante es que los combustibles sintéticos sean fabricados de manera sostenible y en lugares del mundo donde abunde la energía renovable, de tal manera que el aporte extra de energía para la producción sea irrelevante. Los e-fuels producidos a partir del agua y el dióxido de carbono extraído del aire, con aplicación para automóviles, aviones y barcos, tienen la ventaja sobre el hidrógeno puro de que pueden transportarse más fácilmente”.

Información

Entrevista publicada en el periódico alemán Bild am Sonntag, el 3 de julio de 2022.

Artículos relacionados