Tom Gädtke ha convertido el amor que siente por Porsche en su modo de vida. En apenas una década, ha logrado que la marca Onassis alcance el éxito en todas las áreas que representa, entre las que están incluidas la planificación de eventos, la edición de una revista y la gestión de una productora audiovisual. Tal y como dice Gädtke de sí mismo: “estoy viviendo el sueño Porsche las 24 horas del día, siete días a la semana”.

Nacido en Recklinghausen, cerca de Dortmund (Alemania), este entusiasta de 41 años estudió ingeniería automotriz en la universidad de Bochum. Tras completar los dos primeros cursos de la carrera, empezó a trabajar para una empresa organizadora de eventos. Durante un periodo de seis años, pudo aprender y conocer todos los secretos que esconde este negocio.

Tom Gädtke, 356, 2021, Porsche AG
Tom Gädtke.

“Estaba interesado en la restauración de autos clásicos. Pero aquello, al principio, era solo un entretenimiento. Con 17 ó 18 años comencé a restaurar un VW Beetle", dijo Gädtke. “Poco a poco empecé a dedicarle más tiempo a los autos y fue entonces cuando decidí centrarme en Porsche. En casa tengo un 356, el primer y único modelo de la marca que poseo. Nació de un proyecto común con mi padre: lo compramos a buen precio, él le construyó un garaje y tardamos unos ochos años en terminar la restauración. En esta época combinaba mi pasión por la marca Porsche con mi verdadero trabajo, que me llevó a organizar mi primer evento en 2015".

El origen: rutas entre túneles

"El primer evento 'tunnelrun' de Onassis fue una ruta nocturna que reunió a 18 autos, cuyos dueños pudieron deleitarse con el sonido único de sus motores bóxer resonando en las paredes de los mejores túneles locales. La primera actividad fue un éxito, sin embargo, todavía no me planteaba aquello como una posible forma de ganarme la vida", dijo Gädtke.

“Cuando terminé la universidad tuve que decidir hacia dónde me quería dirigir”, explicó Gädtke. “Ya había organizado un evento y estaba restaurando mi primer vehículo. Fue en ese momento cuando algo me hizo cambiar de rumbo”. El mejor amigo de Gädtke tenía un negocio de restauración de Porsche clásicos y, un tanto desbordado, necesitaba a alguien que le echara una mano. Gädtke, entonces, se tomó un par de semanas libres y acudió en su ayuda, algo que le sirvió para adquirir experiencia en la reparación y personalización de diferentes modelos antiguos de su marca preferida.

Restaurar modelos clásicos de Porsche por pasión

“¡De repente me di cuenta de que restaurar estos autos con mi mejor amigo en un taller pequeño, limpio y bien equipado, realmente era un buen plan!”, Gädtke se ríe. Así que sus eventos pasaron temporalmente a un plano secundario y empezó a dedicarse a tiempo completo a esta nueva actividad que tanta satisfacción le estaba reportando y que le permitió crear un Porsche refrigerado por aire a su medida, además de diseñar algunos componentes personalizados que generaron demanda en todo el mundo.

Más adelante, Gädtke recuperó con ilusión su firma Onassis. Y, con ella, volvieron los eventos. La expectación era cada vez mayor y aquello que había empezado como una simple ruta por los túneles de la ciudad con un grupo reducido de autos, se acabó convirtiendo en una concentración de grandes proporciones. Ya no había 18 inscritos como en el primer 'tunnelrun', sino 330, a los que se sumaron otros 500 invitados. La gestión del evento entero corrió a cargo del propio Gädtke, quien tuvo que dar respuesta a nada menos que 4.500 correos electrónicos en la fase de organización.

La consolidación: eventos 'Streetart.Motorsport.Revival'

Como era de esperar, tras seis años haciendo malabares para compaginar sus tareas en el taller con la creación de eventos, Gädtke decidió colgar las herramientas. Aquellas salidas por los túneles urbanos habían evolucionado hasta convertirse en lo que ahora se conoce como 'Streetart.Motorsport.Revival', un punto de encuentro en el que los aficionados mostraban sus autos personalizados en eventos dotados de una personalidad única, en parte, debido a unas localizaciones muy cuidadas. Para Gädtke, no obstante, la premisa básica sigue siendo unir amigos, más allá de los vehículos que allí se puedan dar cita.

“Me gusta que mis eventos sean como festivales”, dijo. “Siempre hay algo de música en vivo, lo que imprime un carácter acogedor y hasta veraniego. Los autos son un elemento de conexión entre todos los que están allí, pero no verás a nadie posando junto a su Porsche, mostrando sus nuevas llantas o cualquiera que sea el último componente que le haya montado. La idea es montar una gran escena visual que termine pareciéndose a una agradable fiesta entre amigos”.

El creciente éxito de Onassis mantiene a Gädtke más ocupado que nunca. Su última creación es la revista Sight, centrada en Porsche e inspirada de nuevo por las personas que hay detrás de los autos. Gädtke es el editor de esta publicación de periodicidad semestral, tarea que combina con la producción de contenido audiovisual para Porsche. “En mi tarjeta de presentación, junto a mi nombre, aparece el cargo 'Responsable de Proyecto Senior', pero la realidad es que también soy editor, escritor, narrador de historias, y organizador de eventos. Soy un compendio de todo ello, que me permite vivir el sueño Porsche 24 horas al día, los 365 días del año", dijo.

Cortometraje 'Dream': un retrato de Tom Gädtke

El recién estrenado cortometraje sobre Gädtke, acertadamente titulado 'Dream' ('Sueño'), arroja luz sobre su estilo de vida único y frenético, en el que la constancia y el amor por Porsche le han permitido convertir su pasión en profesión y la fantasía en realidad. A pesar de ello, el alemán mantiene los pies en la tierra, como bien queda reflejado en la película.

Gädtke es cada vez más conocido y sus eventos atraen ahora a aficionados que llegan desde lugares lejanos, entre ellos Irlanda, Reino Unido o Dinamarca. Pero es reacio a adoptar la identidad de influencer. “Algunas personas tratan de encasillarme en este papel, pero creo que soy solo parte de la escena que represento", dijo. "A pesar de que me gano la vida con esto, la realidad es que todavía me encanta salir a conducir por puro placer, sin tener en mente el trabajo. Porque las rutas con los amigos son lo mejor que uno puede tener. Esta es, a grandes rasgos, la idea que representa Onassis”.

 

Artículos relacionados

 Los ojos no mienten
Estilo de vida

Los ojos no mienten

Lionia Singh dibuja rostros en busca del equilibrio adecuado entre curiosidad y entendimiento. Hablamos con ella sobre la veracidad del momento, la inspiración en la armonía de los extremos y más