La primera versión del Esso Renewable Racing Fuel es una mezcla de biocombustibles avanzados, que ha sido formulada por el equipo interno de científicos e ingenieros de ExxonMobil. Los análisis muestran que el combustible líquido ofrece gran potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El nuevo combustible será probado en condiciones de carrera con los motores de competición de Porsche durante la Porsche Mobil 1 Supercup 2021.

La colaboración de Porsche y ExxonMobil también está centrada en los e-fuels, que son combustibles sintéticos hechos a partir de la captura de dióxido de carbono e hidrógeno. Para el año 2022, las dos compañías esperan tener desarrollada la segunda generación del Esso Renewable Racing Fuel, que contendrá componentes de e-fuel. Los expertos esperan que este combustible logre una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de hasta 85 por ciento cuando se combine con los actuales combustibles para autos de producción en serie.

Prueba de e-fuels en condiciones de carrera

“La electrificación es una de nuestras máximas prioridades”, dijo Michael Steiner, Miembro del Consejo Directivo de Porsche AG responsable de Investigación y Desarrollo. “Los e-fuels son un buen complemento para nuestra estrategia relativa a sistemas de propulsión, ya que permiten a los clientes conducir automóviles con motores de combustión convencionales, así como híbridos enchufables, con emisiones significativamente más bajas. La colaboración con ExxonMobil nos da la posibilidad de probar los combustibles sintéticos en condiciones exigentes, sobre la pista. Con ello, avanzamos en nuestro propósito de hacer de los e-fuels un sustituto más asequible y menos contaminante que los combustibles convencionales”.

Michael Steiner, miembro del Consejo de Dirección (Investigación y Desarrollo), 2021, Porsche AG
Michael Steiner, Miembro del Consejo Directivo de Porsche AG responsable de Investigación y Desarrollo.

El e-fuel será obtenido de la planta piloto de Haru Oni, en Chile. Aquí es generado hidrógeno, que luego es combinado con el dióxido de carbono extraído de la atmósfera para, finalmente, producir metanol. ExxonMobil proporciona una licencia y el soporte tecnológico necesario para convertir el metanol en una gasolina con baja huella de carbono. En la fase piloto, serán producidos alrededor de 130000 litros de e-fuel en 2022. Como cliente y usuario principal de este combustible, Porsche lo utilizará en la Porsche Mobil 1 Supercup durante esta temporada y la que viene.

Colaboración en materia de e-fuels y energías renovables

“Durante el último cuarto de siglo hemos trabajado junto con Porsche para desarrollar productos de alto rendimiento que respalden las prestaciones de sus vehículos, tanto en circuito como en carretera”, dijo Andy Madden, Vicepresidente de Estrategia y Planificación de ExxonMobil Fuels & Lubricants. “Nuestra continua colaboración en materia de energías renovables y de e-fuels es fundamental a la hora de evaluar la capacidad técnica y la viabilidad comercial de los combustibles que permitirán reducir significativamente las emisiones”.

Nuevo 911 GT3 Cup, 2020, Porsche AG
Porsche 911 GT3 Cup de la Porsche Mobil 1 Supercup.

La primera prueba en condiciones reales del Esso Renewable Racing Fuel está programada para el 30 de marzo de 2021 en el circuito de Zandvoort (Holanda), y continuará durante el transcurso de la Porsche Mobil 1 Supercup de 2021 y 2022. La colaboración con Porsche se basa en el esfuerzo de ExxonMobil para desarrollar e implementar soluciones energéticas de bajas emisiones, incluidos combustibles y lubricantes de alta eficiencia, plásticos avanzados y otros productos. Las dos empresas han colaborado, por ejemplo, en unos lubricantes especialmente diseñados para vehículos eléctricos: la gama Mobil EV™.

Creación de ExxonMobil Low Carbon Solutions

En enero de 2021, ExxonMobil creó una nueva línea de negocio, ExxonMobil Low Carbon Solutions, para comercializar su amplia cartera de tecnología de bajas emisiones de carbono, y tiene previsto invertir tres mil millones de dólares (unos 2555 millones de euros) en la búsqueda de nuevas soluciones hasta 2025. El año pasado, ExxonMobil anunció sus planes para distribuir diésel renovable dentro de California (Estados Unidos) y, potencialmente, en otros mercados nacionales e internacionales a partir de 2022.

Durante las últimas dos décadas, ExxonMobil ha invertido más de diez mil millones de dólares (unos 8500 millones de euros) en investigación, desarrollo e implementación de soluciones energéticas de bajas emisiones, lo que ha dado como resultado operaciones altamente eficientes que han ahorrado aproximadamente 480 millones de toneladas de CO2, el equivalente a eliminar de la carretera más de 100 millones de autos durante un año.

Porsche se ha comprometido a invertir unos 18 000 millones de dólares (15 000 millones de euros) en movilidad eléctrica y digitalización de aquí a 2025. En 2030, más de 80 por ciento de sus vehículos tendrá un tren de rodaje electrificado. La compañía busca la neutralidad de carbono en sus productos y operaciones en ese mismo año, para lo cual invertirá alrededor de 1200 millones de dólares (mil millones de euros) en movilidad sostenible.

ExxonMobil

ExxonMobil, una de las mayores empresas energéticas multinacionales que cotizan en bolsa, utiliza la tecnología y la innovación para ayudar a satisfacer las crecientes necesidades energéticas del mundo. ExxonMobil posee un inventario de recursos líder en la industria, es una de las refinerías y comercializadoras más grandes de productos petrolíferos, y su compañía química es una de las más importantes del mundo. Más información en exxonmobil.com y Energy Factor.

 

Artículos relacionados