• Isaac es el representante perfecto de nuestra celebración de 75 años de soñadores y sueños.
  • Con más de 15 años de experiencia, ha sido parte de las mejores compañías de ballet en el mundo.
  • Sueña con Porsche, conduciendo en una autopista en Alemania con un Taycan, el primer automóvil deportivo totalmente eléctrico de Porsche.
75 años de soñadores Porsche: Isaac Hernández

Puebla, Pue. Los sueños de los más grandes visionarios nos han impulsado a través de los años, pues son ellos quienes tienen el poder de cambiar el mundo. En este 75 aniversario, Porsche destaca las historias, pasiones e inspiraciones de soñadores, como el célebre bailarín de ballet mexicano, Isaac Hernández.

Para Isaac Hernández, el baile siempre fue parte de su ADN. Su padre, Héctor Hernández, quien también era bailarín, fue, junto a su esposa, quien le enseñó a Isaac y a sus 11 hermanos a soñar sin límites. Así, desde los 8 años, él ya soñaba con bailar.

Para Ferdinand Porsche, por otro lado, los sueños siempre formaron parte de un ADN, mismo que se convertiría en el ADN de la marca. Es por eso que consideramos a Isaac como el representante perfecto de nuestra celebración de 75 años de soñadores y sueños.

75 años de soñadores Porsche: Isaac Hernández

“Mis padres siempre nos animaron a soñar. Se aseguraron de que creyéramos que éramos capaces de lograr cualquier cosa. Y eso es algo muy poderoso para la mente de un niño, no tener límites”.

Recientemente tuvimos la oportunidad de escuchar, de primera mano, sus memorias y platicar cómo es que, al final del día, él está viviendo de sus sueños, para mostrar a la siguiente generación que ellos también pueden hacerlo, sin límites ni miedos.

75 años de soñadores Porsche: Isaac Hernández

Los reconocimientos hablan por sí mismos. Con más de 15 años de experiencia, Isaac ha sido parte de las mejores compañías de ballet en el mundo, entre las que se encuentran el Ballet de San Francisco, el Ballet Nacional de Holanda, el Ballet Nacional Inglés y la Ópera de París. Además, ha sido actor, embajador de las artes y el turismo de México, e incluso recibió un importante reconocimiento por parte del presidente de esta nación, siendo el más joven en obtenerlo. Todo gracias a sus sueños.

75 años de soñadores Porsche: Isaac Hernández

“Disfruto de imaginar hasta dónde puedo llevar el ballet, para alcanzar la plenitud artística. Y una de las prioridades de mi vida, en este momento, es lograr que los jóvenes sigan sus sueños sin ningún límite”.

Y si bien, puede tener la visión de ayudar e inspirar a los jóvenes, Isaac también sueña con Porsche, conduciendo en una autopista en Alemania ("Son las mejores carreteras del mundo") con un Taycan, el primer automóvil deportivo totalmente eléctrico de Porsche.

 

"Es un honor dar la bienvenida a Isaac Hernández a la familia Porsche como embajador de la marca en México”, dijo Cynthia Menéndez, Gerente de Comunicación en Porsche de México. “Isaac es un claro ejemplo de que los sueños se pueden cumplir con esfuerzo, disciplina y pasión. Además, con su personalidad, es una inspiración para los jóvenes de todo el mundo. Por lo tanto, encaja perfectamente con Porsche y los valores que representa la empresa”.

Tal como lo dice Isaac, los sueños no siempre siguen una línea recta o simple, pero aferrarse a ellos es lo mejor que se puede hacer. Gracias, Isaac, por inspirarnos a seguir soñando.

 

Para conocer toda la información sobre Isaac Hernández, nuevo embajador de Porsche en México, por favor visite https://www.porsche.com/mexico/aboutporsche/75years/dreamerstories/isaachernandez/
Porsche 75 Years
– Inspired by Maya Gold - Driven by Isaac’s Dreams - Porsche México
Bailemos junto a Isaac Hernández para descubrir el arte de soñar en movimiento.

Hermilo Nájera

Porsche de México

+52 -222 303-3882

hermilo.najera@porsche.com.mx

 

Related Content

Diana Porsche: Trabajo, amor y paciencia
Estilo de vida

Diana Porsche: Trabajo, amor y paciencia

Diana Porsche ha cumplido el sueño de su infancia: convertirse en profesional de la doma clásica. Ahora persigue su siguiente objetivo, nada menos que alcanzar la cima mundial en su disciplina. Christophorus se encuentra con ella en su centro ecuestre en Austria.