“Nos gustaría felicitar a Valentin Schäffer en este día tan especial y agradecerle las tres décadas que ha dedicado al desarrollo y la construcción de motores”, comenta Fritz Enzinger, Vicepresidente de Porsche Motorsport.

Valentin Schäffer nació el 8 de octubre de 1931 en Hungría. En 1955, empezó a trabajar como ingeniero mecánico en Porsche. “Quería haber ido a la escuela de ingeniería de Stockach, pero me enamoré y acabé en Tamm, cerca de Luisburgo”, cuenta Schäffer. “El equipo de Porsche también me dio una cálida bienvenida. Pude comenzar a trabajar en el departamento de competición al día siguiente de mi entrevista para ese puesto”. Poco después de incorporarse a la empresa, ya estaba involucrado en el desarrollo del motor 547/2 para el Porsche 550 A Spyder RS. Seis años más tarde, en 1961, aprobó los exámenes y recibió los títulos de técnico y máster. Como demostró ser muy trabajador y tener una gran capacidad, la compañía lo nombró Jefe de Desarrollo de Motores de Carreras en 1966. Dependió de Ferdinand Piëch a partir de 1965, y allí trabajó junto con Hans Mezger. Schäffer se jubiló en 1989, pero permaneció tan estrechamente ligado a la empresa que continuó colaborando durante otros cinco años más.

Valentin Schäffer y Gerhard Küchle (i-d), 1969, Porsche AG
Valentin Schäffer y Gerhard Küchle (i-d), en 1969.

A lo largo de más de 30 años, se han creado muchos tipos de motores con su ayuda. Los primeros momentos álgidos en su carrera como desarrollador de motores llegaron con el propulsor Carrera tipo 547 de cuatro cilindros y con los tipo 753 y 771 de ocho cilindros, que le dieron a Porsche varias victorias en la Fórmula 1, en el Campeonato de Europa de Montaña y en el Campeonato del Mundo de Sport Prototipos.

Valentin Schäffer, 2021, Porsche AG
Valentin Schäffer con un 917.

“El 771 era mi favorito; el mejor motor para carreras en cuesta. Trabajé en él todos los días durante mucho tiempo y modifiqué el sistema de escape para obtener un poco más de potencia”, explica este padre de dos hijos sobre aquella mecánica de competición que tenía una potencia de 138 caballos por litro. A veces incluso lo hacía los domingos por la mañana: “Conducía hasta el banco de pruebas y manipulaba el motor hasta que lo ponía en marcha”, cuenta Schäffer. “Incluso cuando me iba de vacaciones, siempre pensaba en el trabajo y estaba deseando volver a Porsche”.

Schäffer estuvo implicado en inolvidables competiciones entre 1956 y finales de 1980. Su trabajo lo llevó a viajar por todo el mundo y fue testigo de muchas carreras famosas, incluidas las del campeonato Can-Am, la Targa Florio y las 24 Horas de Le Mans. También estuvo presente, el 14 de junio de 1970, en la primera victoria de Porsche en Le Mans, con el 917 KH pilotado por Hans Herrmann y Richard Attwood. “Fui por primera vez a Estados Unidos en 1958”, relata este genial personaje que, además, participó en el desarrollo de los exitosos motores de seis cilindros para los Porsche 906 y 910, en el ocho cilindros de tres litros para el 908, en el bóxer de seis cilindros tipo 916 y en el doce cilindros tipo 912 para el 917. Este propulsor de doce cilindros sigue siendo a día de hoy uno de los puntos culminantes en la carrera de este ingeniero de Porsche y también de la propia empresa. Las versiones turbo del 917 plantearon un desafío adicional.

Valentin Schäffer (derecha) en Módena, 1961, Porsche AG
Valentin Schäffer (derecha) en Módena, 1961.
Valentin Schäffer (izquierda) en Le Mans, 1963, Porsche AG
Valentin Schäffer (izquierda) en Le Mans, 1963.
Valentin Schäffer y Karl Dubies (i-d), Porsche 904, 1964, Porsche AG
Valentin Schäffer y Karl Dubies (i-d), Porsche 904, 1964.
Valentin Schäffer (en el centro), pruebas en Nürburgring, 1968, Porsche AG
Valentin Schäffer (en el centro), pruebas en Nürburgring, 1968.
Valentin Schäffer (derecha) en Le Mans, 1974, Porsche AG
Valentin Schäffer (derecha) en Le Mans, 1974.
El primer 956 para un cliente en el departamento de competición de Weissach, 1983, Porsche AG
El primer 956 para un cliente en el departamento de competición de Weissach, 1983.
Valentin Schäffer (centro) en Le Mans, 1986, Porsche AG
Valentin Schäffer (centro) en Le Mans, 1986.
Hans Mezger y Valentin Schäffer (i-d), 1987, Porsche AG
Hans Mezger y Valentin Schäffer (i-d), 1987.
Valentin Schäffer y Norbert Singer (i-d), 1987, Porsche AG
Valentin Schäffer, Norbert Singer (i-d), 1987, Porsche AG.
Fritz Spingler, Valentin Schäffer, Peter Falk, Gerd Schmid, Helmut Schmid, Hans Mezger, Norbert Singer, Horst Reitter y Eugen Kolb (i-d), aniversario de Porsche en Weissach, 1992, Porsche AG
Fritz Spingler, Valentin Schäffer, Peter Falk, Gerd Schmid, Helmut Schmid, Hans Mezger, Norbert Singer, Horst Reitter, Eugen Kolb (i-d), aniversario de Porsche en Weissach, 1992.
/

En 1971, Valentin Schäffer rediseñó por completo el motor de ese prototipo, lo que rápidamente le valió el apodo de “Turbo Valentin”. “Aunque muchos todavía lo exaltan, es un motor simple”, comenta con modestia el ex ingeniero de Porsche. El motor turbo 912/52 utilizado en el 917/30 Spyder estableció un nuevo récord mundial de velocidad en el Talladega Superspeedway, el 9 de agosto de 1975. Mark Donohue alcanzó una velocidad media de 355,78 km/h en el óvalo de 2,66 kilómetros.

Valentin Schäffer estuvo involucrado en el desarrollo y la construcción de los siguientes tipos de motores:

• 4 cilindros tipo 547/2 para el Porsche 550 A Spyder (1956)

• 8 cilindros tipo 753 para el Porsche 804 Monoposto (1962)

• 8 cilindros tipo 771 para los Porsche 718, 904, 906, 910, 907, 909

• 6 cilindros tipo 901/20 para el Porsche 906 (1966)

• 6 cilindros tipo 901/21 para los Porsche 907, 910 (1966)

• 8 cilindros tipo 908 para el Porsche 908 (1968)

• 12 cilindros tipo 912 para el Porsche 917 (1969)

• 12 cilindros tipo 912/51 para el Porsche 917/10 (1972)

• 12 cilindros tipo 912/52 para el Porsche 917/30 (1973)

• 6 cilindros tipo 911/78 para el Porsche 908/03 Spyder Turbo (1975)

Artículos relacionados