Pirotécnicos, ingenieros y visionarios: la historia de los grandes pilotos de Porsche

Porsche atrae a los mejores pilotos de carreras del mundo. Todos ellos han logrado grandes resultados a lo largo de las últimas siete décadas. He aquí una muestra de hombres y momentos destacados.

Vic Elford / 1935: El británico ganó el Campeonato Europeo de Rallyes en 1967, a bordo de un 911, y se celebró con una verdadera exhibición de fuegos artificiales en las primeras semanas de 1968. Este piloto llevó al 911 T a lo más alto en el Rallye de Montecarlo durante el mes de enero, en la que fue la primera victoria de Porsche en este escenario. Pocos días después, Elford y sus compañeros de equipo ganaron las 24 Horas de Daytona en el 907 Longtail. También triunfó a comienzos de mayo en la Targa Florio a los mandos de un 907/8. Esta espectacular carrera tenía una duración de diez vueltas -de 71 kilómetros cada una-, y nuestro pirotécnico se mantuvo al volante en siete de ellas. En 1969 dominó Le Mans con Richard Attwood, hasta que la caja de cambios de su 917 dijo basta. Aquel mal resultado lo compensó con una nueva victoria en Sebring, en 1971, a bordo de un 917.

Jo Siffert / 1936-1971: “En gran parte, le debemos el Campeonato Mundial de 1969 a Jo Siffert. Él fue, claramente, el piloto más rápido de nuestro equipo”, dijo en 2018 el ex ingeniero Peter Falk sobre el piloto suizo. Aquel año Porsche ganó siete de diez carreras, de las cuales, cinco fueron a parar a manos de Siffert. Lo logró junto a Brian Redman y Kurt Ahrens. Esta fue la primera vez que el indomable 917 alcanzaba el éxito. El piloto con mano de hierro se hizo con la pole position en Le Mans 1968 y protagonizó una magnífica batalla con Pedro Rodríguez.

Hans Herrman / 1928: Debería ser conocido como ‘el pastelero de las carreras’ dada su profesión, pero no, el destino quiso que su apodo fuera ‘Hans el afortunado’ por su capacidad para sobrevivir a terribles accidentes a lo largo de su carrera entre los años 1953 y 1970. Hoy, en cambio, el mundo de la competición se referiría a él como ‘el hombre que susurraba a los caballos’. Pero a los de vapor, debido a su sensibilidad por los coches. Hermann hizo historia en la Carrera Panamericana de 1954 al terminar en tercera posición con su 550 Spyder, tras competir contra modelos con motores más grandes y potentes. También aseguró la primera plaza para Porsche en Le Mans 1958 (con John Behra), logró la primera victoria de la marca en Sebring en 1960 (con Olivier Gendebien) y subió a lo más alto del podio en Le Mans, en 1970 (con Richard Attwood).

Herbert Linge / 1928: Nacido en Weissach, Linge comenzó a trabajar como mecánico de Porsche en 1943, aunque no duró mucho tiempo en este puesto, ya que poco después fue ascendido a jefe de taller. Dirigió el servicio de atención al cliente de la compañía en EE. UU. No sólo eso, también se encargó de localizar el emplazamiento de Weissach donde ahora se encuentra la fábrica y, además, inventó la Porsche Carrera Cup. Compitió para la marca por primera vez el 23 de noviembre de 1952 pilotando un 356 Super en la Carrera Panamericana. Durante su trayectoria, Linge acumuló más de 80 victorias de categoría y cuatro títulos mundiales en todas las disciplinas en las que Porsche estaba involucrado en aquellos tiempos. Su última misión: ser el conductor del coche cámara de Steve McQueen en Le Mans de 1970.

Steve McQueen / 1930-1980: McQueen es, seguramente, el más conocido de todos los que figuran en esta lista por sus apariciones en la gran pantalla. El actor y piloto amaba las motocicletas y los coches, y participó en competiciones de motor desde comienzos de los años 60 en adelante. Fue protagonista de una de las mejores persecuciones de coches de Hollywood en la película ‘Bullit’. No contento con ello, quiso ir un paso más allá cuando se convirtió en la gran estrella de la película Le Mans, en la que conducía un 917 con los colores de Gulf y competía, entre otros, contra el Porsche de Michael Delaney. A pesar de que su carrera con Porsche fue corta, McQueen es considerada una de las más famosas estrellas en la historia de la marca, junto a James Dean y Patrick Dempsey.

Hans-Joachim Stuck / 1951: Stuck compitió para el equipo Porsche en el Campeonato Mundial de Resistencia por primera vez en 1985 y logró alzarse con el título junto a su compañero Dereck Bell. El bávaro y el Porsche 962 parecían estar hechos el uno para el otro. Los resultados hablan por sí solos: dos victorias y cinco podios en Le Mans, dos victorias en Sebring y una victoria general en el Campeonato de Velocidad Alemán. La dilatada carrera del piloto germano siguió de la mano de Porsche hasta 1997, cuando completó su última prueba a bordo de un vehículo de esta firma. Sus sensacionales manos pilotando de noche y bajo la lluvia, su manera de entender las reacciones del coche y sus cánticos tiroleses son recordados en el mundo de la competición.

Jacky Ickx / 1945: Cuando el belga llegó a Porsche, en 1976, ya tenía dos victorias de Le Mans y dos subcampeonatos de Fórmula 1 en su haber. Tras pasar de los monoplazas a los prototipos de Porsche, Ickx empezó a moverse como pez en el agua en el mundo de las carreras de resistencia. Ganó Le Mans cuatro veces y llevó al Porsche 956 a lo más alto en el Mundial en los años 1982 y 1983. El hombre de fuerte constitución y espíritu indomable dio inicio a la participación de Porsche en el Rallye París Dakar, carrera que él mismo ganó en 1983 a bordo de un Mercedes. El año siguiente, las pistas africanas le reservaban la sexta posición a los mandos de un 911 de tracción total; dos años después terminó en segunda posición con un 959.

Dereck Bell / 1941: Bell se convirtió en piloto de carreras en 1964. Cuatro años después ganó un asiento de Fórmula 1 en Ferrari y, poco antes de cumplir los 30, se pasó a la resistencia. Su primera victoria en esta disciplina llegó en Buenos Aires, en 1971, junto a su compañero Jo Siffert, con quien compartía volante en un 917 con los colores de Gulf. Ese mismo año logró alcanzar los 396 km/h en el circuito de Le Mans en un 917 Longtail, una velocidad jamás lograda hasta la fecha con un Porsche. Una década después, el británico, ya a punto de cumplir los 40, le dio a la marca cuatro victorias en Le Mans y dos títulos en el Campeonato Mundial. Estos resultados le convirtieron en una leyenda. Bell pasó a ser una apuesta segura cuando se trataba de llevar a Porsche a primera fila en una carrera de resistencia.

Hurley Haywood / 1948: Hurley empezó a competir con 20 años y se mantuvo en las carreras hasta la edad de 60, cuando hizo su podio final en las 24 Horas de Daytona de 2009. Aquí alcanzó la tercera plaza gracias a su Porsche con motor de 4 litros. Durante esas cuatro décadas, Haywood se convirtió en el piloto americano de resistencia más exitoso. Estos fueron sus logros resumidos: cinco victorias en Daytona, la primera de ellas especialmente recordada porque batió a prototipos más potentes con su 911 Carrera RSR 2.8; tres primeros puestos en Le Mans y dos victorias en las 12 Horas de Sebring. Haywood logró todos estos éxitos en un Porsche con el número 59.

Marc Lieb / 1980: Campeón de Le Mans y del Mundial de Resistencia en 2016. Lieb fue uno de los pilotos que formó parte del equipo LMP estrenado en 2014, lo que le obligó a superar la siempre complicada fase de arranque. Desde 2003, Marc es piloto oficial y ha ganado numerosos campeonatos de GT y carreras de clásicos a bordo de varios Porsche 911. Lieb, además de piloto, es ingeniero y estuvo involucrado en el desarrollo del 918 Spyder. Fue él quien firmó el tiempo por vuelta de 6 minutos y 57 segundos en 2013, en el trazado Nordschleife de Nürburgring. Como ingeniero de profesión y piloto con buenas manos, da continuidad a una larga tradición en Porsche.

Timo Bernhard / 1981: Igual que Marc Lieb, Timo Bernhard ayudó al desarrollo del equipo LMP. Su nombre figura entre los ganadores de las principales carreras de resistencia: Daytona, Sebring, Nürburgring y Le Mans, que ganó por primera vez en 2010. Bernhard, oriundo de Saarpfalz, repitió en 2017, año en el que consiguió el Mundial de Resistencia por segunda vez. Como Marc Lieb, Bernhard comenzó su larga carrera profesional como piloto de desarrollo en el Porsche Junior Team, donde condujo un 911 por primera vez en 1999. Una vez la marca dejó de participar en LMP, Bernhard volvió a las carreras de velocidad en 2018.

Artículos similares

Un circuito olvidado
Historia

Un circuito olvidado

El 8 de julio de1962, Dan Gurney logró para Porsche su victoria en un Fórmula 1, en el temible circuito de Rouen-les-Essart, ahora casi olvidado.

Consumo

  • 8,9 l/100km
  • 204 g/km

Macan S

Fuel consumption/Emmissions*
Fuel consumption* combined 8,9 l/100km
CO2 emmissions* combined 204 g/km