Competir por una buena causa: “Proyecto 356 World Rally Tour”

Renée Brinkerhoff conduce su Porsche 356 por todo el mundo con objetivos benéficos. El próximo desafío tendrá lugar en la Antártida.

Al volante de su fiel Porsche 356 A de 1956, Renée Brinkerhoff se prepara para la etapa final de su “Proyecto 356 World Rally Tour”. Hasta ahora, ha corrido a través de seis continentes diferentes, creando conciencia sobre la trata de niños gracias a su organización benéfica. El próximo invierno se enfrentará al que podría ser su desafío más difícil hasta el momento, ya que llevará su Porsche hasta donde nadie ha conducido antes: la Antártida.

El nacimiento de un sueño

Durante la mayor parte de su vida, nada apuntaba a que esta madre de cuatro hijos residente en Colorado se fuera a embarcar en una aventura de tal calibre. Pero un buen día, una vocecita en su cabeza comenzó a decirle que debía subirse a un coche de carreras. Y supo cuál sería ese coche, la primera vez que vio a aquel pequeño coupé deportivo alemán que el primo de su marido había comprado para restaurar.

Renée Brinkerhoff y su Porsche 356 A de 1956

Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
En 2019, Renée Brinkerhoff y su hija Juliette (su navegante) se convirtieron en el segundo equipo integrado por mujeres que completó el Rallye Safari de África Oriental, desde sus inicios en 1953.
Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
El equipo Valkyrie Racing durante el Rallye Targa Tasmania 2018, que cubrió 2.000 kilómetros y se convirtió en la segunda carrera del Proyecto 356 World Rally Tour.
/

“Era un 356. Nunca había visto uno antes y justo coincidió con el momento en el que me di cuenta de que quería competir”, dice Brinkerhoff. “Me enamoré del Porsche y pensé que era exactamente lo que necesitaba. Ni siquiera miré otro coche”, recuerda.

Renée Brinkerhoff, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
Renée Brinkerhoff.

Se hizo con su 356 en 2011 y al año siguiente ya estaba corriendo ese agotador rallye que es la Carrera Panamericana, aunque con otro coche. A partir de aquí, empezó a preparar su Porsche para obtener todo el potencial posible y cumplir con las regulaciones impuestas por las organizaciones de los certámenes más importantes. Primero llegaron un motor y un sistema de suspensión personalizados, luego lo hicieron la jaula antivuelco y el depósito de combustible. Y, finalmente, se sumó una eficaz caja de cambios de cinco velocidades que permitía afrontar los tramos disputados a mayor altitud con mejores prestaciones.

Pero claro, no bastaba con tener un coche ganador. También el piloto debe ofrecer garantías si se quieren obtener buenos resultados. “Por aquel entonces no sabía pilotar un coche de carreras”, asegura Brinkerhoff, quien asistió a clases en la escuela Porsche Track Experience para desarrollar sus habilidades. En el asiento derecho tuvo a un gran instructor: Hurley Haywood, el piloto de resistencia más laureado de Estados Unidos.

Un debut poco habitual en competición

En 2013, a la edad de 57 años, Brinkerhoff llegó nuevamente a la Carrera Panamericana, esta vez para competir con su 356, que estrenaba preparación. El famoso rallye tiene fuertes raíces en la historia de Porsche, ya que ha dado nombre a no uno, sino a dos modelos, el Carrera y el Panamera, que conmemoran los principales éxitos de la marca con el 550 Spyder en los inicios de esa prueba.

Sin apenas haber probado su coche, que había estado en desarrollo hasta pocos días antes, Brinkerhoff se embarcó en ese particular viaje de 3.200 kilómetros para, después de siete días a fondo, terminar ganando en su categoría, convirtiéndose así en la primera mujer en hacerlo. Al año siguiente volvió y finalizó en segunda posición de su clase, y en un impresionante 14º puesto en la general.

Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
Durante la Carrera Panamericana de 2015, Renée Brinkerhoff sufrió un accidente tras una maniobra de emergencia para evitar chocar con un grupo de personas. Su coche quedó seriamente dañado.

En 2015 nació el equipo Valkyrie Racing, con el nombre de las mujeres de la mitología nórdica que llevaban a los guerreros caídos al Valhalla. Esto marcó un punto de inflexión en su carrera, aunque recuerda que aquel año de estreno tuvo uno de sus mayores sustos al volante. En una etapa de la Panamericana, tras realizar una maniobra evasiva para evitar atropellar a un grupo de espectadores, acabó teniendo un aparatoso accidente. Al parecer, una presión inadecuada en sus neumáticos pudo ser la causa, al menos en parte, de este desenlace. No obstante, y gracias a la ayuda de un espectador local, pudo volver a la carrera para finalizarla.

Renée Brinkerhoff, Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
Tras el accidente durante la Carrera Panamericana de 2015, un espectador local ofreció asistencia para que pudiera volver a la pista.

A la conquista del mundo

Tras un año sabático de reflexión, Brinkerhoff volvió a la carga con un doble movimiento empresarial que marcaría el devenir de su futuro. Por una parte, el equipo de carreras creó una nueva rama denominada Valkyrie Gives para ayudar a mujeres y niños en situación de riesgo; por otra, comenzó a perfilarse el “Proyecto 356 World Rally Tour”.

Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
Renée Brinkerhoff (derecha) y su copiloto Roberto Mendoza, celebran su primera victoria durante la Carrera Panamericana 2017, iniciando el Proyecto 356 World Rally Tour con estilo.
Renée Brinkerhoff, Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
Renée Brinkerhoff dedica tiempo a sus fans en la Carrera Panamericana de 2015 en México.
Renée Brinkerhoff, Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
Conocer a los niños locales durante la Carrera Panamericana 2017 fue lo más destacado para Renée Brinkerhoff. Con su objetivo de cambiar las vidas de todos los niños en riesgo que hay en el mundo, aspira a ser un modelo positivo para los jóvenes que conoce en el camino.
Renée Brinkerhoff, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
“Aparte de subir al podio y vivir las carreras en equipo, tener la capacidad de lograr un cambio positivo en la vida de las personas es, para mí, lo más gratificante”, dice Renée Brinkerhoff.
/

A medida que la escala de la aventura crecía, los expertos en rallyes de Tuthill Porsche, con sede en Reino Unido, entraron en juego para preparar su 356. En 2017 volvió a disputar la Carrera Panamericana y, de nuevo, volvió a ganar su categoría. Brinkerhoff pisó el acelerador a fondo en 2018, primero viajando hacia la Targa Tasmania en Oceanía y luego elevándose hacia la Cordillera de los Andes en Sudamérica para disputar el Rallye Caminos del Inca. Al año siguiente, el protagonismo sería para Asia y Europa en el Rallye de Pekín a París. Para completar la década, nuestra protagonista abordó el Rallye Safari de vehículos clásicos en África Oriental en su temporada más lluviosa de los últimos 40 años.

Valkyrie Racing cruzó la línea de meta en África como el único equipo conducido por mujeres. “Más que estar en el podio, esa experiencia de equipo y el hecho de tener la capacidad de generar cambios positivos en la vida de las personas, ha sido para mí lo más gratificante”, dice ella.

Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
El Rallye Safari Clásico de 2019 tuvo lugar durante la temporada más lluviosa en 40 años.
Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
Renée Brinkerhoff lucha contra el barro en las pistas de Kenia a bordo de su Porsche 356 durante el primer día del Rallye Safari 2019.
Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
El Porsche 356 de Renée Brinkerhoff fue construido el año en que nació. Con Valkyrie Racing, Brinkerhoff compite alrededor del mundo para crear conciencia sobre los niños en riesgo.
Renée Brinkerhoff, Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
En las afueras de Mombasa, Kenia, Renée Brinkerhoff se detiene para conocer a los niños del área del condado de Kilifi durante las pruebas en carretera para el Rallye Safari 2019.
Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
Los niños del condado de Kilifi en Kenia se mostraban muy emocionados de ver el Porsche 356 de Valkyrie Racing.
Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
Los niños en edad escolar de Kenia también estaban encantados de ver el Porsche clásico de Valkyrie Racing durante los días previos a la carrera.
/

"¡No podemos prepararnos!" 

Decidida a continuar su trabajo para Valkyries Gives, que ha recaudado casi 200.000 dólares hasta la fecha, Brinkerhoff ahora quiere cumplir la promesa inherente al nombre del Proyecto 356 World Rally Tour. Esto significa correr por todos los continentes, de los cuales, solo le queda uno por pisar. No habrá multitud de vítores y no habrá más competidores cuando Brinkerhoff llegue a la Antártida en enero de 2021. Valkyrie Racing se está aventurando hacia lo desconocido.

El objetivo del éxito lo establece Brinkerhoff y plantea un desafío adecuado a su ambiciosa personalidad: 356 millas en las condiciones más difíciles imaginables. No solo eso, al mismo tiempo intentará batir un récord de velocidad en tierra.

 

Renée Brinkerhoff, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
La vertiente filantrópica del equipo de carreras Valkyrie Gives ayuda a mujeres y niños en riesgo, con un enfoque especial en acabar con la trata de los más pequeños.

“No nos estamos preparando. No podemos hacerlo”, se ríe, aludiendo al hecho de que nada puede realmente simular las sorpresas de la Antártida. Aún así, “la preparación es anticipación”, como ella dice, por lo que ha practicado la conducción sobre hielo para perfeccionar sus habilidades.

Mientras tanto, el Porsche 356 de 1956 está siendo modificado para poder moverse por esos terrenos hostiles con solvencia. Así, ha perdido sus cuatro ruedas en favor de patines en el eje delantero y orugas en el trasero. También se está aligerando en la medida de lo posible para que no se hunda en el hielo y se ha cambiado su color plateado original por uno rojo que hará más fácil su identificación sobre el terreno. Finalmente, la organización garantizará que el proyecto sea neutral en emisiones de carbono.

Porsche 356 A de 1956, Proyecto 356 World Rally Tour, 2020, Porsche AG
Representación artística del Porsche 356 de Renee Brinkerhoff preparado para conducir en una expedición en la Antártida. Entre las modificaciones que incorpora, figuran sus orugas de tracción y sus esquís en el eje delantero, además de la pintura de color rojo brillante de su carrocería en lugar de la plateada original, que resultaría prácticamente invisible en la nieve y el hielo.

Artículos relacionados

El motor Tipo 367
Historia

El motor Tipo 367

Un proyecto alternativo para el motor del los primeros Porsche, del que solo se fabricaron dos prototipos.