Le Mans Classic, que se organiza cada dos años, ha regresado tras un paréntesis de cuatro al no celebrarse la edición de 2020. La expectación era palpable entre los 150.000 espectadores que acudieron hasta el circuito de La Sarthe, en el noroeste de Francia, no solo desde Europa sino del mundo entero.

Porsche, una vez más, fue una parte fundamental de esta 10ª edición del popular evento de automovilismo histórico, con el 50º aniversario del 911 Carrera RS 2.7 como excusa perfecta para enviar desde el Museo Porsche cinco generaciones de modelos RS para competición, dentro de la exposición principal de la marca.

El nuevo 911 Sport Classic, segundo proyecto creado en el marco del programa Heritage Design de Porsche, también captó la atención desde el Porsche Experience Centre (PEC), situado en la zona de la Maison Blanche del famoso trazado. Con su motor bóxer de seis cilindros, 3.7 litros y 550 caballos que mueve las ruedas traseras a través de un cambio manual de siete velocidades, es el 911 manual más potente actualmente a la venta. Esta edición limitada del Sport Classic lleva un alerón trasero en homenaje al Carrera RS 2.7 original.

Otro de los atractivos para los miles de seguidores de Porsche que visitaron el PEC durante el fin de semana fue la aparición por sorpresa del 963, el nuevo Porsche para carreras de resistencia que debutó en el Festival de la Velocidad de Goodwood. El prototipo de competición de 680 CV, con un sistema de propulsión híbrido fijo acoplado al V8 biturbo, disputará con el equipo Porsche Penske el Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar y el Campeonato del Mundo de Resistencia, con el objetivo de la victoria absoluta en ambos. Para los espectadores de Le Mans Classic, esta primera aparición en el circuito sirvió como emocionante recordatorio de que, en menos de doce meses, un equipo oficial de Porsche volverá a competir por los máximos honores en las 24 Horas.

Mientras tanto, el público pudo disfrutar de una serie de espectaculares exhibiciones en la pista, incluyendo el siempre popular Desfile Porsche y la Carrera Clásica Porsche. En esta última, multitud de Porsche clásicos que abarcaban más de medio siglo de competición, tanto oficiales como de clientes, recorrieron el mítico, rápido y exigente circuito de 13,6 kilómetros. Numerosos 911 clásicos estuvieron flanqueados por ejemplares del 904 Carrera GTS, el exclusivo prototipo 910 de finales de los 60, varios 935 turboalimentados y los primeros ejemplares del 911 RSR. Bajo un cielo de verano sin nubes, las gradas abarrotadas resonaban con el inconfundible sonido a su paso del seis cilindros plano refrigerado por aire, con el silbido y el repiqueteo de los turbos acompañando. Decenas de apreciadas creaciones del rico pasado de Porsche en las carreras volvían a uno de sus entornos más familiares y fructíferos.

El turno para los Grupo C supuso el regreso a Le Mans de varios prototipos privados de 956 y 962, 40 años después de la introducción de esa nueva y avanzada categoría. En 1982, Porsche ganó Le Mans con el recién creado 956, para dominar la era del Grupo C en todo el mundo durante la mayor parte de una década. El pasado fin de semana, la inconfundible silueta del revolucionario coche cerrado con efecto suelo creado por Norbert Singer parecía tan fresca y adecuada a su propósito como hace cuatro décadas.

Lo que hizo que la 10ª edición de Le Mans Classic fuera tan especial

Más allá del atractivo de los coches, lo que hizo tan especial la 10ª edición de Le Mans Classic fue la dedicación y el entusiasmo de los aficionados que acudieron por miles al famoso circuito francés, a menudo con sus propios coches clásicos. En 2022, los clubes Porsche de Francia ayudaron a la celebración de una reunión especial de sus miembros en el circuito. Más de 2.000 modelos clásicos Porsche de propiedad privada, de casi todos los tipos y especificaciones, llamaron la atención casi tanto como las actividades en pista.

A lo largo del fin de semana se mezclaron los propietarios y entusiastas con caras famosas del pasado y del presente de Porsche en las carreras, como el héroe local y veterano de Le Mans Gérard Larrousse, que se reunió con los aficionados y firmó autógrafos. También compartió sus propias experiencias en las carreras el aficionado noruego Egidio Perfetti, que resume a la perfección la trayectoria de clientes de Porsche, como graduado de la Carrera Cup y la Supercup que pasaría a ganar la categoría GTE-Am de Le Mans en 2019.

Se mire por donde se mire, Porsche tuvo una gran presencia en Le Mans Classic 2022, con coches de carretera y pilotos compartiendo el protagonismo con la maquinaria de vanguardia de hoy y mañana. A pesar de ser un evento que se celebra habitualmente cada dos años, la próxima edición tendrá lugar en 2023, coincidiendo con el centenario de las 24 Horas de Le Mans. Cabe esperar una gran cita el año que viene.

Artículos relacionados

Datos de consumo

911 Targa 4S Heritage Design Edition

WLTP*
  • 11,1 – 10,4 l/100 km
  • 253 – 236 g/km

911 Targa 4S Heritage Design Edition

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 11,1 – 10,4 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 253 – 236 g/km