En el comienzo de la tercera temporada, Porsche da la bienvenida a Ted Gushue, que se ha hecho un nombre como experto en automóviles raros y exclusivos durante su larga trayectoria como Director Editorial de Petrolicious. Gushue presenta los cinco automóviles de Porsche más caros, frente al Palacio Solitude de Stuttgart.

El primero es una auténtica leyenda de la competición: el Porsche 917/30 Spyder. Con sus colores azul y amarillo, más el inconfundible logo de “DieHard”, no solo conquistó a los aficionados a las series CanAm, también se convirtió en uno de los deportivos más buscados del mercado. Probablemente uno de los coches de competición más potentes que Porsche ha fabricado jamás, alcanzó un valor de 3.000.000 de dólares en subasta. La unidad con número de chasis 917/30-004 ya había cambiado de manos por valores de millones en anteriores subastas.

El número cuatro del ranking es el Porsche 550 A Spyder. Este deportivo lleva el número de chasis 550A-0145 de 1958 y alcanzó un valor en subasta no menor de 5,17 millones de dólares. Este pequeño deportivo tiene un motor bóxer de 1.5 litros, diseñado por el Dr. Ernst Fuhrmann, y alcanzó una impresionante velocidad máxima de 240 km/h en circuitos internacionales, una de las razones por las que lo llamaron “el matagigantes”.

El siguiente modelo de la lista es el Porsche GT1 Strassenversion de 1998. Una versión homologada para circular por carretera del ganador de Le Mans, que se subastó por 5.665.000 dólares, en marzo de 2017. Esta asombrosa cifra está justificada por su motor bóxer de seis cilindros y 3.2 litros, que produce hasta 800 CV. Su carrocería está hecha principalmente de fibra de carbono. El GT1 acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,6 segundos y, por lo que se ve, ganó la admiración de Ted Gushue aun más rápidamente.

En el segundo lugar figura un coche de competición que siempre estará presente en los libros de historia: el Porsche 956. La unidad con chasis número 956-003 de 1982 cambió de manos por más de 10 millones de dólares, en 2015. Pilotaron al ganador absoluto de Le Mans de 1983 leyendas como Jacky Ickx, Al Holbert y Derek Bell. En el 956, algunos pilotos experimentaron por primera vez el llamado “efecto suelo”, que fue determinante en los coches de competición de los años 80.

Un coleccionista se ha atrevido a pagar aún más por el modelo que encabeza la lista: el Porsche 917 K con el número de chasis 917-024 se vendió por más de 14 millones de dólares. El número 024 no es otro que el coche que condujo Jo Siffert en la película de Steve McQueen “Le Mans”, en 1971. Al margen de la carrera en Hollywood de esta unidad, el 917 tiene un lugar especial en los libros de historia de Porsche. Fue su primer ganador absoluto de Le Mans, en 1970. "Estaba equipado con el primer motor de 5 litros V12 a 180º desarrollado en Weissach, no un bóxer", explica Ted.

Al final del episodio, Ted se despide en otro Porsche extremadamente valioso para él. Aquí puede ver de qué modelo se trata:

Porsche Top 5 – Los modelos de Porsche más caros, con Ted Gushue

Artículos relacionados

Le Mans 1982
Historia

Le Mans 1982

Una victoria abrumadora de Porsche que conquistó las tres primeras posiciones con el nuevo 956, con Jacky Ickx y Derek Bell, como ganadores.