Städter nació en Wolfsburgo, en 1956, y empezó a trabajar en Volkswagen como aprendiz, para ir ascendiendo peldaño a peldaño. “No lo había planeado de esa manera”, dice en una entrevista concedida al periódico alemán Braunschweiger Zeitung. A punto de jubilarse en agosto a sus 64 años, echa la vista atrás casi medio siglo para recordar cómo era entonces la industria del automóvil. También describe los problemas actuales en su campo de actuación (Compras) y revela lo que más le emociona de su ciudad natal.

Señor Städter, puso un pie en Volkswagen por primera vez con 16 años. Ahora, a punto de cumplir 65, dejará el Grupo después de casi medio siglo. ¿Qué le ha mantenido en Volkswagen durante tanto tiempo?

Uwe-Karsten Städter: Los emocionantes proyectos de los que he sido responsable y la manera en la que, tanto la marca Volkswagen como el Grupo en su conjunto, han ido evolucionando con el tiempo. Y también la gran gente con la que he trabajado. Esto me ha inspirado una y otra vez. Volkswagen es una compañía diversa y exitosa al mismo tiempo. Le debo mucho. Me formó, me puso a prueba y me confió puestos directivos.

¿Cree que una carrera como la suya, empezando desde la base y llegando tan alto, sería posible hoy?

Städter: No lo descartaría. Pero la suerte juega un papel importante. Tienes que poder trabajar en equipo, ser apasionado, saber afrontar retos. Actualmente las condiciones generales han cambiado, por supuesto. En cualquier caso, nunca planeé mi carrera, aunque nadie se lo crea (risas).

Ha trabajado en Compras durante toda su vida profesional. ¿Cómo ha cambiado este departamento en las últimas décadas?

Städter: Las dimensiones de la contratación han cambiado. La estrategia multimarca ha jugado un papel importante en esto. El Grupo ha experimentado un fuerte crecimiento desde la década de 1970. Esto también ha tenido un efecto en las adquisiciones. El volumen de compras es mucho mayor y hoy en día trabajan muchas más personas en esta área. La digitalización ha dado otro impulso. Todavía recuerdo mis primeros días en Volkswagen: teníamos escritorios de metal y dos empleados compartían un mismo teléfono. Los procesos de trabajo han evolucionado mucho y realmente he disfrutado viéndolo.

¿Cómo afecta a Porsche la escasez de semiconductores?

Städter: Lo estamos haciendo bastante bien. Hemos optimizado y gestionado la producción de nuestros vehículos de tal manera que, hasta ahora, este problema solo ha supuesto un impacto menor en nuestra producción. Coordinamos las cosas dentro del Grupo, pero sigue siendo una situación difícil.

¿Qué otros efectos ha tenido la pandemia del coronavirus en Porsche?

Städter: La pandemia nos ha golpeado a todos. El año pasado nos vimos obligados a parar la producción durante seis semanas y aquello fue bastante complicado. No obstante, mantuvimos el suministro gracias a una combinación de coordinación y organización. La comunicación intensa con nuestros proveedores fue crucial: estábamos en contacto permanente y conocíamos las situaciones de nuestros socios en todo momento. Le pedí a mi equipo que llamara a nuestros proveedores todos los días y averiguara cómo les estaba yendo. Y, por supuesto, el Grupo ayudó: se tomaron las medidas necesarias de protección contra el coronavirus. También compartimos con los proveedores las medidas que adoptamos en el Grupo.

¿Cuántos proveedores ha perdido debido a la pandemia?

Städter: Ninguno.

¿Cómo valora la situación de los proveedores en lo que respecta a la movilidad eléctrica y el abandono progresivo del motor de combustión?

Städter: Estamos siendo testigos de una transformación a una escala que no habíamos visto antes. Esto es particularmente exigente para los proveedores, que se enfrentan a grandes desafíos. No solo en términos de cartera de productos, sino también de recursos financieros. Alrededor del 25 por ciento de nuestros proveedores tradicionales ya han comenzado a cambiar a la movilidad eléctrica.

¿Qué importancia tiene para los fabricantes de automóviles alemanes ser más independientes de los proveedores asiáticos en lo que respecta a la movilidad eléctrica?

Städter: La transformación cambiará drásticamente las cadenas de suministro. La globalización es irreversible. En adquisiciones, actuaremos cada vez más como gerentes que crean valor. La tecnología de motores de combustión ha estado presente con los proveedores durante décadas. Las nuevas estructuras son muy diferentes: nuevos componentes, materias primas especiales y nueva tecnología. Esto significa que tenemos que adquirir experiencia mucho antes, por ejemplo, en términos de materias primas. La atención se centra en la sostenibilidad, comenzando con la adquisición de cobalto y litio para la producción de celdas de batería. Es por eso que ya nos aseguramos de tener socios competentes dentro de la cadena de suministro. En general, se puede decir que actualmente se están tomando decisiones sobre quién trabajará con quién y cómo en el futuro. Ésta es una tarea enorme. Todos, incluidos los fabricantes, deben adoptar nuevos enfoques dentro de la cadena de valor.

Al redefinir las cadenas de suministro, ¿qué riesgo existe de que, por ejemplo, algunos proveedores trabajen en malas condiciones? Como en la minería del cobalto, por ejemplo.

Städter: Yo no llamaría a esto un riesgo, sino una oportunidad. Gracias a la inteligencia artificial, ahora podemos identificar cuándo algo no funciona correctamente en un proveedor. Seguimos de cerca la actividad de más de 4.000 proveedores en todo el mundo con un sistema de alerta temprana. Ese es el comienzo. Por tanto, sabemos cuándo debemos intervenir de forma proactiva. Nos centramos en la sostenibilidad como parte de un proceso específico y también ayudamos a los proveedores a mejorar las estructuras y los procesos. Queremos que las personas tengan unas condiciones laborales justas. Estamos comprometidos con esa causa.

¿Y con eso bastaría? Puede firmar muchos acuerdos y tener implementados sistemas de detección temprana, pero es solo el comienzo...

Städter: También hacemos visitas in situ a los proveedores y miramos a nuestro alrededor. Y no solo cuando hay indicios de que un fabricante está teniendo problemas. Nosotros mismos nos encargamos de ir a las minas y de visitar a los proveedores para que nos enseñen cómo curten el cuero.

¿Qué tipo de coche tiene?

Städter: Siempre conduzco un automóvil fabricado por la marca para la que trabajo: un Volkswagen en Volkswagen, un SEAT en SEAT y ahora el Taycan, nuestro primer automóvil deportivo totalmente eléctrico, en Porsche. Por cierto, todos los miembros del Consejo de Dirección de Porsche conducen vehículos eléctricos. Necesitamos experimentar los vehículos en la carretera para compartir las experiencias con nuestros clientes.

¿Y qué prefiere conducir, un vehículo eléctrico o uno con motor de combustión?

Städter: ¡Ambos! Aunque la experiencia de conducción que ofrece la movilidad eléctrica es simplemente fantástica. La tremenda aceleración, el silencio, la entrega instantánea de la potencia... Es una forma de movilidad completamente nueva y actual.

¿Realmente así lo piensa?

Städter: ¡Hablo en serio! También me apasionan nuestros emocionantes motores de combustión. Por ejemplo, un Porsche 911 GT3 RS. Una cosa no descarta la otra, a pesar de que crecí con motores de combustión. Pero tener la oportunidad para ayudar a dar forma al futuro totalmente eléctrico es muy importante, ¡además de muy divertido!

Datos personales

  • Uwe-Karsten Städter (64 años) nació en Wolfsburgo en 1956.
  • En 1974 comenzó su carrera como empleado en Volkswagen, donde realizaba tareas industriales, y posteriormente se formó como administrador de empresas industriales.
  • Städter ha ocupado varios puestos dentro del Grupo Volkswagen: de 1999 a 2002 fue Jefe de Compras de Productos Químicos en SEAT; en 2007 se convirtió en Jefe de Compras de Sistemas Eléctricos en el Grupo Volkswagen.
  • Desde 2011 Städter ha pertenecido al Consejo de Dirección de Porsche, marca que forma parte del Grupo Volkswagen. En sus últimos años ha sido responsable de Compras del fabricante de automóviles deportivos.

Información adicional

Artículo publicado en el periódico Braunschweiger Zeitung.

Autor: Hannah Schmitz.

Artículos relacionados

Entrevista a Michael Steiner
Empresa

Entrevista a Michael Steiner

El miembro del Consejo de Dirección de Porsche AG habla de conducir coches deseables, de la próxima generación y de la felicidad que transmite la naturaleza.