Porsche desarrolla la conducción autónoma en el taller

Porsche ensaya la conducción autónoma en sus instalaciones, utilizando una tableta para acceder a una plataforma elevadora. El proyecto piloto es parte de una colaboración en el contexto de la plataforma de innovación Autobahn y está previsto que se complete a mediados de 2019.

En este proyecto trabajan Porsche y la startup “Kopernikus Automotive” para instalar un campo de pruebas en las instalaciones de la compañía en Ludwigsburgo. La joven empresa de Berlín está especializada en tecnología para coches autónomos y el objetivo del proyecto conjunto es permitir que los vehículos vayan por sí mismos desde la plaza de aparcamiento a la plataforma elevadora, para regresar de nuevo de manera autónoma. Se trata de que los mecánicos maniobren los vehículos deportivos utilizando una tableta, para llevarlos a su posición correcta en el taller de forma rápida y automática.

Instalaciones virtuales, 2019 Porsche AG
La tecnología deberá proporcionar orientación al vehículo y detectar objetos de forma independiente

“La conducción autónoma revolucionará el tráfico en carretera en unos pocos años. Sin embargo, ya podemos usar la tecnología disponible hoy para hacer el proceso de trabajo aún más efectivo y eficiente”, comenta Alexander Haas, Director del Proyecto de Conducción Autónoma en las instalaciones de Porsche. El proyecto será implementado en el plazo de 100 días por expertos en conducción asistida y altamente automatizada, así como en tecnología de postventa, junto con Kopernikus Automotive. El equipo presentará los resultados en el “Expo Day” de la startup Autobahn, que se celebra hoy en el Wagenhallen de Stuttgart

Un test virtual de aproximadamente un millón de kilómetros de pruebas simuladas

Antes de que los vehículos sean conducidos al taller de manera autónoma, la primera fase es crear el lugar de pruebas, que incluye el entorno de las instalaciones como representación virtual y que se usará para entrenar a una red neuronal artificial. Se conducirá durante más de un millón de kilómetros de pruebas virtuales para aprender de forma independiente sobre la base de un marco real de datos. Finalmente, se realizarán pruebas en condiciones reales.

Instalaciones virtuales, 2019 Porsche AG
El objetivo es permitir que los vehículos se guíen de forma autónoma

La intención es que esta tecnología de inteligencia artificial (AI) no sólo maneje la orientación del vehículo, sino que también identifique y localice objetos de manera independiente y planifique los recorridos. Se implementarán medidas exhaustivas para garantizar la seguridad en la fase práctica de puesta en marcha de la prueba, como por ejemplo, limitar la velocidad a siete kilómetros por hora.

Artículos similares