Tecnología de carga con potencia ultra alta para los vehículos del futuro

Pronto, cargar los vehículos eléctricos podrá ser tan rápido como hoy es llenar el depósito de carburante, gracias a unos resultados provisionales del proyecto de desarrollo “FastCharge”.

Ayer, en Jettingen-Scheppach, el consorcio de desarrollo ha presentado un prototipo para una estación de carga con una potencia de 450 kW, junto a la autopista A8 entre Ulm y Augsburgo. La nueva estación de carga es adecuada para modelos eléctricos de todas las marcas con la variante tipo 2 del estándar europeo Sistema de Carga Combinado (CCS), el más utilizado, y ahora está disponible sin coste para su uso. Un vehículo de desarrollo de Porsche con una capacidad neta de la batería de aproximadamente 90 kWh ha logrado una potencia de carga superior a 400 kW en esta nueva estación, lo que hace posible un tiempo de carga inferior a tres minutos para los primeros 100 km de autonomía.

El proyecto de desarrollo “FastCharge”

Iniciado en julio de 2016, el proyecto de desarrollo “Fast Charge” ha recibido 7,8 millones de euros de subvención del Ministerio Federal de Transporte e Infraestructura Digital alemán. La Organización Nacional del Hidrógeno y la Tecnología de Pila de Combustible de Alemania (NOW) ha coordinado la implementación de los fondos concedidos. El consorcio industrial incluye a los fabricantes de automóviles BMW Group y Dr. Ing. h. c. F. Porsche AG, así como operadores como Allego GmbH, Phoenix Contact E-Mobility GmbH (tecnología de carga) y Siemens AG (ingeniería eléctrica).

La soluciones de carga prácticas y rápidas aumentan el atractivo de la electromovilidad. Incrementar la potencia disponible hasta 450 kW permitirá tiempos de carga significativamente reducidos. La capacidad de los nuevos FastChargers es de tres a nueve veces más alta que la posible actualmente en las estaciones de recarga rápida con corriente continua. El proyecto “FastCharge” examina qué condiciones técnicas es necesario conseguir en términos de vehículos e infraestructura, en orden a facilitar la aplicación de capacidades de carga extremadamente altas.

Los prototipos de la estación de carga presentados utilizan la toma de eficacia probada del Sistema Combinado de Carga (CCS) en su variante “Tipo 2”, que es el estándar en Europa. Este estándar de carga ya se ha probado en una gran cantidad de vehículos electrificados y se usa en la mayor parte del mundo. Las dos estaciones de carga en Jettinger están disponibles actualmente, sin coste, para su uso con todos los vehículos aptos para CCS. Dependiendo del modelo de vehículo, la nueva estación de carga ultra rápida se puede utilizar con sistemas de baterías de 400 V y con los de 800 V. En cada caso, la carga proporcionada se ajusta automáticamente a la máxima capacidad permitida por el vehículo.

El vehículo de desarrollo de Porsche puede alcanzar una potencia de carga de 400 kW inicialmente, una primicia en un coche de pasajeros. Un innovador sistema de refrigeración lo hace posible, asegurando un control uniforme y suave de la temperatura en las celdas de la batería.

Movilidad eléctrica con el corazón de un deportivo de Porsche

Está previsto que, hasta 2022, Porsche invierta 6.000 millones de euros en movilidad eléctrica, destinados a vehículos híbridos enchufables y completamente eléctricos. Esto significa que la compañía ha multiplicado por más de 2 su inversión anteriormente prevista para electromovilidad, de unos 3.000 millones a más de 6.000. De los 3.000 millones adicionales, unos 500 millones se usarán para desarrollar las versiones y variantes en la gama Taycan. Porsche también invertirá alrededor de 1.000 millones en electrificación e hibridación de sus gamas existentes de productos, cientos de millones en ampliación de instalaciones y alrededor de 700 millones en nuevas tecnologías, infraestructura de carga y movilidad inteligente.

Artículos similares