Los Porsche 356 fabricados en Austria

En plena guerra, la joven empresa Porsche se trasladó de Stuttgart-Zuffenhausen a Gmünd, en Carintia. El primer vehículo que llevó el nombre de Porsche se construyó allí, en las instalaciones de un antiguo aserradero. Le siguió una pequeña serie de los 356 Coupé y Cabriolet que perfilaron el carácter único de la marca.

Alemania, otoño de 1943. La empresa "Dr. Ing. h. c. F. Porsche Gesellschaft mit beschränkter Haftung, Konstruktion und Beratung für Motoren- und Fahrzeugbau", es decir, el estudio de ingeniería de Ferdinand Porsche, buscaba un nuevo emplazamiento doce años después de su fundación. La causa eran los bombardeos sobre Stuttgart, cada vez más frecuentes y que ponían en peligro la actividad. Así, en 1944 Ferdinand Porsche se trasladó a un lugar mucho más seguro, la localidad de Gmünd, en Carintia (sur de Austria).

Las condiciones de trabajo en los edificios del antiguo aserradero eran más que difíciles para los cerca de trescientos empleados de la empresa. Faltaban máquinas, a menudo también materiales y los barracones de madera estaban llenos a reventar. El espacio era tan reducido que los trabajadores apenas podían moverse entre los tornos. Se construyeron barracones adicionales para la administración y el comedor, así como unas instalaciones para los ingenieros de diseño en el distrito de Gries an der Lieser. A pesar de todo, la ubicación en un valle remoto más allá de la montaña de Großglockner tenía ventajas inestimables: apenas estaba amenazada por la guerra y también había suficiente comida para los empleados en esa zona rural.

Francia detuvo a Ferdinand Porsche en diciembre de 1945. Fue puesto en libertad en 1947 y exonerado formalmente en 1948. Durante este período, el destino de la empresa quedó en manos de su hijo, Ferdinand Anton Ernst Porsche, conocido como Ferry. "En aquel momento miré a mi alrededor y no encontré el coche con el que soñaba, así que decidí construirlo yo mismo", manifestó tiempo después como resumen de sus ambiciones. La empresa tenía que subsistir y lo logró sobre todo con el diseño de maquinaria agrícola, como tractores, sierras mecanizadas y cabrestantes. Sin embargo, fue un contrato con Cisitalia, el fabricante italiano de vehículos de competición, lo que proporcionó los fondos necesarios para hacer el modelo con el que soñaba Ferry Porsche.

Porsche 356 Coupé, fábrica de Porsche en Gmünd, Carintia, 1948, Porsche AG
La fábrica Porsche en Gmünd, Carintia, donde se hacía el 356/2 Coupé.

En 1948, finalmente llegó el momento. Inicialmente, el coche tenía el nombre “VW Sport”. El bastidor tubular de acero soportaba una carrocería de aluminio y, por lo tanto, reflejaba la filosofía más pura en la competición de la época. Los componentes principales, como el eje delantero, la caja de cambios y el motor, eran del Volkswagen Escarabajo. Ese motor, situado en el centro, tenía una cilindrada de 1.131 centímetros cúbicos, pero los ingenieros de Porsche consiguieron aumentar su potencia a 35 caballos gracias a unas nuevas culatas y a la puesta a punto. Esto fue suficiente para que, con un peso de sólo 585 kilogramos, alcanzara una velocidad máxima de 135 km/h. El 8 de junio de 1948, el 356 "Nº 1" Roadster con el número de chasis 356.001 recibió su permiso de circulación.

Se trataba de un modelo único. Los trabajos del 356/2 se realizaron paralelamente a la construcción del "No. 1" y el primer Coupé se terminó en agosto de 1948. La base de los modelos 356/2 era un bastidor de acero tipo caja. La potencia del motor bóxer de cuatro cilindros aumentó a 40 CV y el propulsor se situó en la parte trasera. Esto dejó espacio para dos pequeños asientos suplementarios y el equipaje. Hoy, el motor del Porsche 911, el vehículo principal de la marca, sigue instalado detrás del eje trasero. Desde el invierno de 1948/49 hasta el final de la producción en Austria, en 1950, se construyeron 44 Coupé y 8 Cabriolet del 356/2. Las carrocerías Coupé las fabricaron con chapa de aluminio pequeños carroceros como Kastenhofer, Keibl o Tatra, en Viena, y Beutler en Thun (Suiza), mientras que Keibl y Kastenhofer y Beutler suministraron las carrocerías Cabriolet. Estos modelos de Gmünd fueron los que la marca Porsche presentó al público internacional en el Salón del Automóvil de Ginebra en la primavera de 1949.

Cuando Ferry Porsche tomó la decisión de construir "su" 356, asumió que podría vender alrededor de 500 de estos coches deportivos. Ese fue quizá su único error de juicio: hasta 1965 se entregaron casi 78.000 unidades del Porsche 356.

Artículos similares