El Porsche 911 más ligero de la generación 992

El nuevo 911 S/T está orientado al uso en carretera, pero tiene su origen en el automovilismo deportivo. Como ocurre con el resto vehículos GT de Porsche, en este también se aplica la máxima de construcción ligera inteligente. El peso del vehículo influye significativamente en la experiencia de conducción: cada gramo ahorrado es un lastre que no hay que acelerar, frenar o dirigir. Por ello, los ingenieros de Porsche conceden todo el protagonismo a la construcción ligera a la hora de diseñar el 911 S/T y consiguen un peso total increíblemente reducido de apenas 1.380 kilogramos (DIN en vacío).

“Al reducir el peso de manera consecuente hemos ganado en dinámica de conducción, lo cual se nota en cada curva que toma el coche. El 911 S/T es sin duda el modelo más ligero de la actual gama 911”, afirma Andreas Preuninger, responsable de Vehículos GT de Porsche.

Se pone especial énfasis en la reducción de las masas giratorias en torno al cigüeñal del motor bóxer, lo cual permite a los ingenieros mejorar el comportamiento de respuesta. Especialmente para el 911 S/T desarrollaron un embrague de construcción ligera basado en el principio de embrague bidisco. En combinación con el volante de inercia monomasa de serie, el peso de los componentes colocados directamente sobre el cigüeñal se reduce en 10,5 kilogramos, una medida que se traduce en la espontaneidad de la propulsión. Junto con la caja de cambios manual de seis velocidades, el resultado es una experiencia de conducción incomparablemente activa y estimulante.

En un coche deportivo, el peso de las masas no amortiguadas también tiene una importancia fundamental. Una reducción en este sentido tiene un efecto directo e inmediatamente perceptible en la respuesta de conducción. Por ello, Porsche equipa de serie el 911 S/T con llantas de magnesio y freno cerámico de carbono (PCCB). Además, el estabilizador del eje trasero no es de acero de resortes, sino de PRFC, mucho más ligero. El 911 S/T no tiene dirección activa del eje trasero. En conjunto, el peso se reduce significativamente en los puntos relevantes para la respuesta en la conducción. El resultado es un comportamiento en marcha especialmente ágil y preciso.

Como es habitual en el automovilismo deportivo, la carrocería del 911 S/T ahorra peso utilizando componentes de PRFC. Las aletas delanteras están fabricadas con este ligero material, al igual que el portón frontal tomado del 911 GT3 Touring. Las puertas PRFC del 911 GT3 RS son incluso más ligeras que las puertas de aluminio de construcción ligera de los modelos equivalentes. Además, el uso de PRFC en elementos estructurales contribuye a una reducción del peso total. El material se utiliza en la jaula de seguridad del techo, el ya mencionado estabilizador y el panel de cortante utilizado en el chasis delantero trasero para aportar rigidez entre los puntos de giro del eje y la base de carrocería.

Muchas de las medidas de reducción de peso implementadas en el modelo especial 911 S/T tienen una larga tradición en el 911. Como es habitual en los modelos GT y RS, los ingenieros reducen proporcionalmente el aislamiento en el 911 S/T para rebajar el peso e intensificar el vínculo con la carretera. Las ventanillas son de vidrio delgado, similares al parabrisas del 911 R de 1967. Los tiradores en el habitáculo de las puertas se reducen a los característicos lazos, una medida introducida por Porsche en el 911 Carrera RS 2.7 de 1972. Al igual que en el 911 Carrera RS de la serie 993, se incorpora una batería de arranque ligera. En el 911 S/T, la batería de iones de litio “Track” tiene una capacidad de 40 Ah y pesa solamente 9,5 kilogramos. Esto la hace 3 kilos más ligera que la batería de iones de litio del 911 GT3 Touring.

Related Content

Nuevo Porsche 911
Producto

Nuevo Porsche 911

Versiones Carrera y Carrera GTS, esta última dotada de un sistema híbrido de alto rendimiento y muy ligero.

En lo más alto
Producto

En lo más alto

Un pequeño equipo con una idea muy atrevida: superar el récord de altura de un vehículo a bordo de un nueveonce.

Datos de consumo

911 Carrera 4S

WLTP*
  • 11,1 – 10,2 l/100 km
  • 253 – 231 g/km

911 Carrera 4S

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 11,1 – 10,2 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 253 – 231 g/km

911 Carrera S

WLTP*
  • 11,1 – 10,1 l/100 km
  • 251 – 229 g/km

911 Carrera S

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 11,1 – 10,1 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 251 – 229 g/km

911 GT3 RS

WLTP*
  • 13,2 l/100 km
  • 299 g/km

911 GT3 RS

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 13,2 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 299 g/km

911 GT3 Touring

WLTP*
  • 12,9 l/100 km
  • 293 – 292 g/km

911 GT3 Touring

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 12,9 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 293 – 292 g/km

911 S/T

WLTP*
  • 13,8 l/100 km
  • 313 g/km

911 S/T

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 13,8 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 313 g/km

Taycan Sport Turismo con batería Performance Plus (2024)

WLTP*
  • 0 g/km
  • 20,9 – 17,9 kWh/100 km
  • 550 – 650 km

Taycan Sport Turismo con batería Performance Plus (2024)

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 0 g/km
consumo combinado de electricidad (WLTP) 20,9 – 17,9 kWh/100 km
autonomía eléctrica combinada (WLTP) 550 – 650 km
autonomía eléctrica urbana (WLTP) 701 – 808 km