Guía urbana de Stuttgart

Stuttgart no es sólo la capital del estado de Baden-Wurtemberg y el hogar de Porsche. También es un lugar característico por el estilo de vida urbano y desenfadado de sus habitantes, los suabos. Y es, además, la ciudad en la que el dúo formado por Florian y Simon Roser se sienten como en casa.

En este artículo los “Roserbrothers” dejan al descubierto todos los secretos de sus lugares favoritos de esta metrópolis alemana.

Llegamos aquí por pura casualidad. Florian obtuvo una plaza universitaria en 2011 y decidió darle una oportunidad a la vida en este lugar. Inicialmente, la idea era permanecer aquí durante un tiempo antes de dar el gran salto hacia otros lugares del mundo.

Pasados siete años y después de innumerables viajes y estancias prolongadas en ciudades como Berlín y Nueva York, los dos nos hemos quedado a vivir definitivamente en Stuttgart. Es un decisión correcta por una serie de razones.

La combinación adecuada

Lo que más valoramos a la hora de tomar esta decisión es que es un ciudad sólida y bien asentada, abierta a nuevas influencias. Hay quien considera que los valores de Suabia son conservadores, pero nosotros nos quedamos con el carácter leal y confiable de nuestra comunidad.

Es una ciudad en constante crecimiento. La creatividad se encuentra en plena expansión, hasta el punto de que muchos habitantes no ven necesario moverse hacia Berlín u otros lugares fuera de Alemania tradicionalmente conocidos por su cultura moderna. Todo el mundo se conoce aquí y mantiene una relación estrecha. Las noches están llenas de eventos emocionantes y cargados de creatividad. Esto es una clara muestra de que los suabos saben crear un ambiente ‘cool’ mejor que nadie.

Hagamos una visita turística

Son ampliamente conocidos en Stuttgart algunos edificios como la estación de ferrocarril o la torre de la televisión. Pero si uno mira un poco más allá, descubre otros lugares ocultos que son verdaderas joyas. Permítanos llevarle hacia esos rincones…

Si continuamos con el coche, nos dirigimos hacia Schwabstraße para pasar por Schwabtunnel -el túnel de tráfico rodado más antiguo del mundo- antes de alcanzar la zona sur de Stuttgart.

Si seguimos la carretera B14 hacia el centro de la ciudad, pasaremos por el recientemente renovado e impresionante Wilhelmspalais.

Una vez visto esto, por la noche nos moveremos hacia el centro de la ciudad.

A continuación, miramos con entusiasmo hacia la zona este de Stuttgart. Este barrio se extiende desde el parque Schlossgarten sobre la colina hacia el río Neckar. Sin duda, un lugar especial.

Hay un montón de ajetreo y bullicio en el barrio del este. En nuestra opinión, el mejor helado de la ciudad también se puede encontrar aquí, en la heladería Schleckerei situada en Landhausstraße 154. Nuevos cafés y restaurantes están por venir, no cabe duda.

Y desde los edificios más modernos, ahora nos abrimos paso hacia el campo.

Nuestro destino final es el Museo Porsche. Aquí también, lo nuevo y lo antiguo se vuelven a dar la mano, como en toda la ciudad.

La visita a la ciudad podría ser más larga, sin duda: quedan en el tintero el parque zoológico y botánico de Wilhelma, la zona de Tübinger Straße con sus numerosos y modernos bares o el gran mercadillo que tiene lugar en Karlsplatz todos los sábados. Estos sitios van directos a la lista de lugares que no debe perderse cuando visite esta sorprendente ciudad.

Artículos relacionados

Gusto por la forma
Estilo de vida

Gusto por la forma

Esta es la historia de un arquitecto, unos tubos de acero doblados, una lámpara de escritorio, un diseño intemporal y un Porsche californiano muy poco común.

Consumo

  • 0,0 l/100km
  • 0,0 g/km
  • 26 kwh/100km

Taycan Turbo

Fuel consumption/Emissions*
Fuel consumption* combined 0,0 l/100km
CO2 emissions* combined 0,0 g/km
Electric power consumptions* combined 26 kwh/100km