Exterior reducido y deportivo

El Porsche 911 S/T se caracteriza por las numerosas referencias a la historia de los 911 y al automovilismo de competición. Su diseño exterior se centra en una funcionalidad dinámica y aerodinámica que Porsche consigue a base de recursos reducidos y puristas. Esto acentúa el carácter del vehículo como un deportivo para el uso exigente en carretera. La ausencia en el 911 de los rasgos estéticos de otros modelos GT más orientados a los circuitos, combinada con el motor deportivo de altas revoluciones, es la característica especial del 911 S/T. Además, Porsche ofrece una exclusiva paleta cromática: los colores blanco y negro están disponibles de serie. Los clientes pueden elegir opcionalmente entre cinco tonos: Rubí Star Neo, Azul Gentián Metalizado, Verde Shade Metalizado, Plata GT metalizado y Gris Hielo Metalizado. También existe la alternativa “Color a elegir”, así como el tono Shoreblue Metalizado en el paquete Heritage Design.

Las llantas ligeras de magnesio están fabricadas por Porsche con bloqueo central y cubrebujes con la inscripción “S/T”. Los diámetros son de 20 pulgadas en el eje delantero y 21 pulgadas en el trasero. Las llantas están disponibles en Negro Mate, Plata Brillante o Plata Oscuro.

Las rejillas de la parte delantera del 911 S/T son de color gris oscuro, y en los lados lleva inscritas las letras “Porsche” en color plateado para conferir un acento deportivo al vehículo. El spoiler retráctil trasero se completa con una rejilla de toma de aire del mismo color que la del morro y una placa “60 años del 911”.

En comparación con otros deportivos con las mismas prestaciones, el 911 S/T ha optado deliberadamente por líneas discretas para garantizar una aerodinámica perfectamente equilibrada. A diferencia del 911 GT3 RS, Porsche ha diseñado las aletas sin ventilación superior en el paso de rueda, y en su lugar ha dispuesto una lama lateral para ventilar esa zona.

Un borde de ataque (“gurney”) completa el spoiler trasero retráctil. Porsche utiliza habitualmente los gurneys para mejorar la aerodinámica de los deportivos GT. Esta técnica tiene su origen en las carreras Indycar estadounidenses y consiste en un borde de ataque que se fija en ángulo al extremo del alerón del spoiler. En aviación, los gurneys se utilizan para aumentar la sustentación en la parte inferior del alerón, mientras que en los automóviles de competición y deportivos de carretera cumplen la función contraria: montados en la parte superior del spoiler, aumentan la carga aerodinámica y, por tanto, la tracción del vehículo al aumentar la presión en el lado de sobrepresión del borde y disminuirla en el lado de subpresión. En el 911 S/T, el borde de ataque trabaja con tanta eficacia que el spoiler solo se despliega al llegar a los 120 km/h y no se eleva tan pronunciadamente como en los modelos equivalentes. El spoiler vuelve a replegarse a una velocidad de 105 km/h.

Estilo intemporal y función deportiva en el interior

Con una combinación de estilo purista y elegancia deportiva, el interior del vehículo escenifica la experiencia directa y emotiva de conducir un 911 S/T. El tirador de puerta interior de serie fabricado en PRFC (carbono visto) solo está disponible normalmente en el 911 GT3 RS con paquete Weissach. Junto con el tirador textil de bucle, demuestra de forma ejemplar la interpretación de este modelo especial: ambas características reflejan la tradición estilística y forman parte del concepto de construcción ligera del vehículo. También son de PRFC los embellecedores de las molduras de paso de las puertas y las franjas decorativas en las que una placa dorada indica la edición limitada del 911 S/T. La jaula de seguridad opcional también está fabricada en PRFC.

Porsche equipa de serie el 911 S/T parcialmente en cuero. Las costuras decorativas acolchadas contrastan con el color plateado del GT. Los números verdes del cuadro de instrumentos y del reloj cronómetro, así como las agujas blancas con punteras plateadas remiten al diseño del 911 original de 1963. El revestimiento de cuero negro de la corona del volante tiene una marca a las 12 en punto, así como una perforación de alto agarre en la zona de las 3 y las 9 en punto. Una palanca de cambios aproximadamente un centímetro más corta y los asientos envolventes de PRFC revestidos parcialmente en cuero garantizan una conducción deportiva y segura. Como alternativa a los asientos envolventes integrales también se ofrecen asientos deportivos ajustables en cuatro direcciones sin coste adicional. Los reposacabezas de ambas variantes de asiento presentan un escudo Porsche estampado en la piel. Los asientos traseros se omiten de acuerdo con el consecuente concepto de construcción ligera. En su lugar hay un equipamiento interior similar al del 911 GT3 RS.

Related Content

Nuevo Porsche 911
Producto

Nuevo Porsche 911

Versiones Carrera y Carrera GTS, esta última dotada de un sistema híbrido de alto rendimiento y muy ligero.

En lo más alto
Producto

En lo más alto

Un pequeño equipo con una idea muy atrevida: superar el récord de altura de un vehículo a bordo de un nueveonce.

Datos de consumo

911 Carrera 4S

WLTP*
  • 11,1 – 10,2 l/100 km
  • 253 – 231 g/km

911 Carrera 4S

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 11,1 – 10,2 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 253 – 231 g/km

911 GT3 RS

WLTP*
  • 13,4 l/100 km
  • 305 g/km

911 GT3 RS

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 13,4 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 305 g/km

911 S/T

WLTP*
  • 13,8 l/100 km
  • 313 g/km

911 S/T

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 13,8 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 313 g/km

Macan Turbo Electric

WLTP*
  • 0 g/km
  • 20,7 – 18,8 kWh/100 km
  • 518 – 591 km

Macan Turbo Electric

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 0 g/km
consumo combinado de electricidad (WLTP) 20,7 – 18,8 kWh/100 km
autonomía eléctrica combinada (WLTP) 518 – 591 km
autonomía eléctrica urbana (WLTP) 670 – 765 km