El pulso

El corazón del deporte de motor escocés late en el Knockhill Racing Circuit. Es el único circuito del país con acreditación de la FIA.

La visión

La creación del circuito se debe a un pastor de ovejas visionario: Tom Kinnaird. A principios de la década de 1970, este entusiasta del deporte del motor soñó incluso con un Grand Prix en sus propias tierras, al abrigo del Knock Hill.

La montaña

El Knock Hill, que le da su nombre, se eleva a 364 meros y se distingue por sus mástiles de comunicación.

El comienzo

Las obras empezaron en 1972, y en 1974 se celebró la primera carrera en el Knockhill Racing Circuit.

En la grava

En 1988, el campeonato británico de Fórmula 3 organizó por primera vez una carrera en los antiguos terrenos de pasto. Damon Hill salió de la primera posición en la parrilla, pero al cabo de 200 metros chocó con Martin Donnelly, tras lo cual ambos quedaron atascados en la grava.

Los eventos destacados

Actualmente, los puntos álgidos del programa de la temporada los marcan las carreras del Campeonato Británico de Superbike (desde 1989) y del Campeonato Británico de Turismos (desde 1992).

El circuito

Una vuelta del circuito permanente mide 2,04 kilómetros (1,27 millas) e incluye seis curvas a la derecha y dos a la izquierda. El circuito se puede recorrer en ambos sentidos.

Los récords

En el British Touring Car Championship (BTCC), Jason Plato tiene el récord de vueltas desde 2015: recorrió el circuito en el VW Passat en 51,521 segundos. En los Superbikes británicos, Shane Byrne mantiene el récord desde 2015 en Knockhill: cruzó la línea de salida y meta en su Kawasaki pasados tan solo 48,252 segundos.

El recuerdo

La segunda curva después de la salida está dedicada a David Leslie, que en 2008 perdió la vida en un accidente de avión a los 57 años. El escocés fue un piloto de éxito, y más tarde comentarista de televisión. Además, junto con su padre fue impulsor de un equipo de carreras. Leslie estaba considerado como el promotor de talento de Allan McNish y David Coulthard.

La oferta

Además del circuito, las instalaciones ofrecen también una prueba de montaña de rallye, un recorrido todoterreno de 4x4 y una pista de karting al aire libre de 500 metros de longitud, además de una pista de derrape.

La ubicación

El Knockhill Racing Circuit está a 45 minutos de coche de Edimburgo. El camino se dirige hacia el norte y, desde 2017 atraviesa uno de los puentes de cables oblicuos más largos del mundo. El "Queensferry Crossing" es la unión de 2,6 kilómetros entre las dos orillas del Firth of Forth (Fiordo del río Forth).

Glasgow está situado a unos 70 kilómetros al sudoeste del Knockhill. Para viajar desde allí se cruza el Forth por un punto claramente más estrecho.

El Knockhill Racing Circuit está situado en el antiguo Condado de Fife, uno de los 32 concejos de Escocia. La región, de 1325 kilómetros cuadrados entre el fiordo Firth of Tay al norte y el Firth of Forth al sur, se adentra en el mar en forma de lengua de tierra.
 

Related Content