Viaje en el tiempo

Bill MacEachern mantiene una relación muy especial con su Porsche. Ha recorrido con él más de un millón de kilómetros, una distancia que triplica la que hay entre la Tierra y la Luna.

Parece ser que un millón no es suficiente para Bill MacEachern, quien ha superado de largo esa mágica cifra de kilómetros en su nueveonce de la serie G. Hace 41 años este canadiense adquirió uno de los primeros Porsche 911 con motor turbo. Desde entonces el dúo ha vivido muchas aventuras. El entusiasta de Porsche recuerda ahora algunos momentos vividos junto a su alma gemela de cuatro ruedas, con la que ha compartido situaciones de todo tipo.

“Yo crecí con muscle cars”, cuenta Bill MacEachern, canadiense de Toronto, aunque de origen escocés. Una persona sencilla y natural. “Cuando era joven tuve un Oldsmobile 442. En el autocine quedaba muy bien, pero tenía tacto de camión al conducirlo”. Se ríe con esta comparación espontánea y casi en el mismo momento rememora la gran sorpresa que se llevó cuando, en 1970, se sentó por primera vez en un Porsche, un 911 T rojo. “No me podía creer que ese automóvil fuera tan ágil y equilibrado. Y además, era cómodo, a pesar de sus dimensiones compactas y sus prestaciones tan deportivas. Me pareció un coche  realmente bien diseñado”.

Bill MacEachern, 911 Turbo (Tipo 930), Canadá, 2017, Porsche AG
Bill MacEachern y su Porsche 911 Turbo.

Esta experiencia le marcó, y así nació su pasión por los automóviles deportivos de Zuffenhausen. Para su negocio, una empresa de limpieza de moquetas que en aquel momento se encontraba en expansión, adquirió un 911 plateado como coche de servicio. Poco después hizo otro descubrimiento: “En 1972 vi por primera vez un Porsche 917/10 en una carrera de la CanAm. Me maravilló su potencia, parecía que tuviera la propulsión de un cohete”. Cuando pocos años después Porsche puso a la venta en Canadá el 911 Turbo (930), MacEachern lo tuvo claro: este o ninguno. En su concesionario intentaron incluso que cambiara de opinión. El vendedor le dijo  que este modelo era temiblemente potente. ¿No sería mejor elección un nueveonce con menos potencia? No, no para MacEachern. Se había enamorado perdidamente.

Artículos relacionados

Gusto por la forma
Estilo de vida

Gusto por la forma

Esta es la historia de un arquitecto, unos tubos de acero doblados, una lámpara de escritorio, un diseño intemporal y un Porsche californiano muy poco común.

Mi pieza maestra
Estilo de vida

Mi pieza maestra

Jorge Carnicero dejó escapar un 911 S y acabó lamentándolo. Hoy, un 911 GT3 Touring personalizado por Porsche Exclusive Manufaktur le ha ayudado a superarlo.

Consumo

  • 0,0 l/100km
  • 0,0 g/km
  • 26 kwh/100km

Taycan Turbo

Fuel consumption/Emissions*
Fuel consumption* combined 0,0 l/100km
CO2 emissions* combined 0,0 g/km
Electric power consumptions* combined 26 kwh/100km