Para responder esta pregunta nos fuimos a una pista que tiene una recta de aproximadamente ocho kilómetros de largo, curvas peraltadas de alta velocidad y un largo total de 21 kilómetros.

El primero en aparecer en la lista es el Porsche 911 Turbo S, un auto deportivo que combina el equilibrio entre la versatilidad para el uso diario y la impresionante aceleración. Su motor de 3.8 litros sobrealimentado por turbo y cilindros horizontalmente opuestos ubicado detrás del eje posterior produce 580 caballos de potencia. Superar los 300 kilómetros por hora no es un problema para este atleta de alto rendimiento que alcanza una velocidad máxima de 330 kilómetros por hora.

El 911 Turbo es superado nada menos que por el Carrera GT. Su motor V10 de 612 caballos de potencia le permite acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3.9 segundos y alcanzar los 334 kilómetros por hora, con lo cual quedan enfatizados los genes de compleción de este legendario súper deportivo. También fue la primera unidad de producción en serie cuyo chasis monocasco y bastidor auxiliar están hechos completamente de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP).

Para llegar al tercer escalón de los más veloces debemos retroceder un paso más en la historia: el Porsche 959 S. A mediados de la década de los años 80, el Porsche 959 fue uno de los primeros modelos apodados ‘súper deportivo’. La razón: un motor de 2.8 litros de seis cilindros opuestos horizontalmente hizo que el 959 se convirtiera en el auto deportivo más rápido del mundo en su época. El 959 S subió el listón un peldaño más. Las 29 unidades producidas de manera exclusiva elevaron la potencia de 450 a 515 caballos, con lo cual este auto alcanza los 339 kilómetros por hora.

El próximo competidor trae a los espectadores a la actualidad: el Porsche 911 GT2 RS. Este deportivo que logró superar dos veces el record de velocidad al Circuito Norte del legendario autódromo de Nürburgring (actualmente posee la mejor marca) es un ejemplar que demuestra su alto rendimiento y comportamiento dinámico en las curvas, pero que a la vez demuestra sus puntos fuertes en las rectas largas. Los 700 caballos de potencia que se esconden en su motor horizontal de 3,2 litros catapultan al conductor de 0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos y lo llevan hasta los 340 kilómetros por hora.

Sin embargo, en el primer lugar del escalafón se encuentra otro auto que hace cinco años rompió el récord del Circuito Norte de Nürburgring. El 918 Spyder muestra lo que puede lograr su potencia híbrida combinada de 887 caballos. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 2,6 segundos y una velocidad máxima de 345 kilómetros por hora, no es de extrañar que al 918 Spyder ocupe el lugar más alto del Top 5 de velocidad.

Serie Top 5 de Porsche – Velocidad superlativa

Artículos relacionados