“Tenía muchísimas ganas de volver a Stuttgart”

Después de estar sin jugar debido a una lesión, Angelique Kerber buscaba volver a la acción del Tour de la Asociación de Tenis Femenino (WTA) durante el Porsche Tennis Grand Prix que sería disputado esta semana. Debido a la crisis del coronavirus, en lugar de eso la dos veces ganadora del torneo de Stuttgart se prepara para regresar a su hogar en Polonia. Durante nuestra entrevista, nos contó lo mucho que disfruta del tiempo con su familia, por qué cocinar es tan divertido para ella, cómo se prepara sin raqueta ni bolas para cuando el circuito reanude su marcha, y por qué desea que, después de la crisis, la gente pueda volver a encontrar placer en las pequeñas cosas de la vida.

Angelique, normalmente habrías estado en el Porsche Tennis Grand Prix en Stuttgart esta semana. ¿Dónde estás ahora y cómo te encuentras?
“Estoy en Polonia y me encuentro muy bien. Es una verdadera lástima que el Porsche Tennis Grand Prix no pueda jugarse debido a la crisis del coronavirus. Luego de haber estado preocupada por la lesión al principio de la temporada, ahora estoy nuevamente en forma y muy ansiosa por volver al tour. Celebrar mi regreso en el Porsche Tennis Grand Prix con la fantástica multitud de Stuttgart era especialmente motivador para mí”. 

Has participado en todos los campeonatos del Porsche Tennis Grand Prix desde 2012. ¿Cuánto lamentas la cancelación?
“El Porsche Tennis Grand Prix es uno de mis torneos favoritos, y conversando con otros jugadores sé cuánto les hubiera gustado volver a Stuttgart. Obviamente, hasta el último minuto esperaba que hubiera una solución después de todo, pero al final los organizadores no tuvieron otra opción. Creo que es bueno y correcto que, por considerar la salud de todos los involucrados, los funcionarios hayan tomado la decisión que tomaron. Por el momento me preparo para el torneo del año que viene”.

Echemos un vistazo atrás: ¿qué recuerdos tienes de tus apariciones en el Porsche Tennis Grand Prix? 
“Para mí, hay muchos recuerdos maravillosos relacionados con Stuttgart. Los más importante son, obviamente, las dos finales que gané en el Porsche Arena. La de 2015 contra Caroline Wozniacki fue una verdadera película de suspenso. Estaba perdiendo 5-3 en el tercer set y Caroline estaba a sólo dos puntos de ganar. Sin embargo, con la ayuda del maravilloso público, pude darle vuelta al partido. En mi juego de la segunda ronda en el mismo año le gané en tres sets a la siembra número uno, Maria Sharapova, la tres veces ganadora de Stuttgart. Ese también fue un gran punto culminante. Un año más tarde jugué la ‘final alemana’ contra Laura Siegemund en la que estuve bajo mucha presión, ya que estaba defendiendo mi título. El ambiente en el estadio y las emociones después de mi victoria son algo que nunca olvidaré”.

¿Cómo estás lidiando con la situación actual? 
“Al principio, adaptarme a un ritmo diario totalmente diferente no fue fácil para mí. Pero trato de sacar lo mejor de la situación. Las canchas de tenis siguen estando cerradas aquí, así que lamentablemente no he tocado ninguna bola todavía, aunque hago mi entrenamiento diario para mantenerme en forma para el día en que pueda volver a jugar al tenis. Nadie puede decir con seguridad cuándo será eso y cómo será el futuro. Es muy difícil hacer planes para ese día”. 

¿Cómo consigues ser disciplinada y comprometida cuando practicas, sin estar centrada en el próximo partido? 
“La ruptura llegó tan repentina e inesperadamente que tuve que reorientarme totalmente. No fue tan fácil. Sin embargo, la motivación para esforzarse por entrenar está siempre presente de manera natural en los atletas de alto nivel. Después de todo, estoy siguiendo una meta y sé por qué lo hago. Así que tampoco es difícil mantenerme motivada, aunque no sepa cuánto tiempo debo permanecer en casa, ya sea semanas o meses”.
 

Angelique Kerber, Embajadora de marca Porsche, 2020, Porsche AG

¿Qué estás extrañando, además del tenis, en estos tiempos? 
“Son las pequeñas cosas las que echo de menos, esas que eran la norma hasta hace poco, pero ahora ya no son posibles. Echo de menos mi rutina diaria normal y me gustaría ir a tomar un café con los amigos. Pero en estos días, mis únicos viajes al aire libre son para ir de compras al supermercado, con una mascarilla y guantes protectores”.

En un video, tú y otros embajadores de marca Porsche hicieron un llamado a sus seguidores para que también piensen positivamente en estos tiempos, para que se mantengan unidos y se adhieran a las regulaciones de las autoridades. ¿Qué tan importante es esto? 
“Es sumamente importante dejar atrás la crisis lo antes posible. Por eso estoy tan contenta de que tantas celebridades de todos los ámbitos de la vida se involucren. El mensaje es claro: en estos tiempos difíciles, tenemos que permanecer juntos tanto como sea posible, tenemos que mirar hacia adelante y tratar de superar la situación juntos. En este momento, eso es más importante que cualquier otra cosa, incluso más importante que el tenis”.

¿Cómo están tus compañeros de juego? ¿Mantienes el contacto con alguno de ellos? 
“Sí, con bastante regularidad. Hablo con buenos amigos del tour y nos contamos lo que hacemos durante todo el día. Una es Caroline Wozniacki. Aunque está retirada, ahora anhela jugar su partido de despedida contra Serena Williams, que también tuvo que ser pospuesto debido al coronavirus. Regularmente me mantengo en contacto con mis compañeras del equipo de Porsche Alemania. Me hubiera gustado jugar con ellas las finales de la Fed Cup en Budapest, otro torneo que infortunadamente fue víctima de esta crisis”.

Como jugadora de tenis, normalmente llevas una vida agitada y viajas continuamente por todo el mundo. ¿Para qué tienes finalmente tiempo ahora?
“Para cocinar, entre otras cosas. Es algo que siempre quise aprender a hace correctamente, pero nunca tuve tiempo. Ahora cocino todos los días; es muy divertido. En mi familia cocinamos principalmente platos tradicionales usando viejas recetas, por ejemplo, sabrosos pasteles horneados. A veces tomo ideas de una aplicación de cocina o de YouTube. Ya hemos probado de todo, desde platos italianos a tailandeses, y también hemos hecho pasteles y postres”. 

¿Qué es lo que mejor sale? 
“Definitivamente los platos a la plancha. Son los más fáciles de hacer. Sólo tienes que tirar todo en la sartén, revolver y ver lo que sale de esto”.

¿De qué de otra manera utilizas estos tiempos llenos de restricciones? 
“Estoy disfrutando los días en casa. Simplemente intento respirar profundamente, dar a mi cuerpo el descanso que necesita, desconectarme y despejar mi cabeza. En el momento en que esta pandemia termine, la gente estará definitivamente agradecida por muchas cosas que antes no había apreciado tanto, incluso de algo tan básico como moverse libremente. Por mí propio bien, deseo que, a pesar de todo el estrés, también me tome tiempo libre de vez en cuando para mí misma y que también pueda gozar de las pequeñas cosas de la vida”.

¿Son esas las lecciones que has aprendido de la crisis? 
“En realidad creo que uno puede aprender de crisis como esta. Con suerte, todos aprenderemos a ser más agradecidos por cosas que de otra manera no sabemos apreciar adecuadamente. También deseo que la gente se dé cuenta plenamente en esta crisis de que juntos somos más fuertes que cada uno por su cuenta y también espero que actuemos de manera consecuente en el futuro”. 
 

Porsche en tenis

Porsche ha patrocinado el Grand Prix de Tenis ‘Porsche’ desde 1978 y también ha sido el organizador desde 2002. El torneo en el Porsche Arena de Stuttgart fue elegido por las jugadoras como su evento favorito, en la categoría, una vez más en 2019. Dentro del alcance de su asociación con Asociación de Tenis Femenino (WTA), Porsche es también el socio principal de la ‘Carrera de Porsche a Shenzhen’, la clasificación oficial para las Finales ‘Shiseido WTA’. El fabricante de automóviles deportivos con sede en Stuttgart también es el socio automotriz exclusivo de la WTA y de las Finales de la WTA. En su calidad de socio principal del ‘Deutsche Tennis Bund’ (DTB o Asociación Alemana de Tenis), la compañía apoya al equipo Porsche de Alemania en la Fed Cup y vincula a las jugadoras más destacadas al equipo Porsche Talent y el equipo Porsche Junior. Las tenistas Angelique Kerber, Julia Görges y Maria Sharapova aportan su imagen a Porsche, ya que las tres son embajadoras de la marca. 

Artículos relacionados