La calidad de los autos Porsche sigue satisfaciendo y superando las expectativas de los clientes: esto es lo que demuestran los resultados del ‘Estudio de Calidad Inicial (IQS, por sus siglas en inglés) y el ‘Automotive Performance, Execution and Layout’ (APEAL) realizados por J.D. Power. Más de 80.000 personas participaron en la evaluación de 245 modelos de 33 fabricantes. Al final de las encuestas, Porsche ocupó el primer lugar en seis categorías.

En el estudio IQS, el Porsche 911 obtuvo las máximas calificaciones entre todos los autos participantes y ocupó la primera posición en su segmento por quinta vez consecutiva. El icónico deportivo 911 domina a su antojo el segmento ‘Deportivos Premium de tamaño Medio’. Por lo tanto, los clientes estadounidenses han dado fe desde 2012 que este vehículo clásico proporciona la máxima calidad. Además, el Porsche 911 es el modelo con el menor número de quejas de todos los vehículos que participaron en la encuesta. Por su parte, el Macan llegó a la cima en el segmento ‘SUV Premium Compactos’. La principal planta de producción de la empresa en Stuttgart-Zuffenhausen también ocupa el primer lugar en la clasificación de fábricas de la región Europa/África.

Premios J.D. Power, 2017, Porsche AG
Porsche ocupó el primer lugar en seis categorías

En el estudio APEAL, que es realizado una vez al año, J.D. Power encuesta a los nuevos clientes de automóviles 90 días después de haber recibido su vehículo. Aparte de la clasificación global, tres modelos de Porsche también lograron dominar en sus categorías. El 911 llegó a la cima en la categoría ‘Deportivos Premium de tamaño Medio’. El Porsche Boxster logró la victoria en la categoría ‘Deportivos Premium Compactos’. Y el Macan, como miembro más joven de la familia de modelos, ganó en la categoría ‘SUV Premium Compactos’.

Artículos relacionados

Porsche logró un sólido nivel de entregas en 2020
Compañía

Porsche logró un sólido nivel de entregas en 2020

Porsche entregó 272 162 vehículos nuevos en todo el mundo el año pasado, sólo tres por ciento por debajo del récord de 2019. Es resultado se debió en gran medida al fuerte posicionamiento global que goza el fabricante de autos deportivos de Stuttgart.